Todos los grupos, salvo el PP, apoyan mediar ante Marruecos al máximo nivel en el caso Haidar

  • El Congreso pide al Ejecutivo lo que muchos entienden como la implicación directa del Rey en la situación de la activista.

Comentarios 17

El Congreso ha aprobado, con la abstención del PP, una iniciativa que el PSOE ha pactado con los otros grupos, en la que pide al Gobierno que emprenda gestiones "al máximo nivel" para resolver la situación de la saharaui Aminatu Haidar, que para algunos supone la mediación del Rey.

El texto consensuado tiene su origen en una proposición no de ley del PSOE, presentada en el Congreso, que ha sido modificada a través de diversas enmiendas negociadas con IU, ERC, ICV, PNV y el Grupo Mixto (BNG, CC, UPN, UPyD y NaBai).

Los partidos enmendantes entienden que las modificaciones aceptadas por el PSOE refuerzan la presión sobre Marruecos para que respete los derechos humanos y la activista saharaui, en huelga de hambre en Lanzarote desde hace un mes, pueda regresar a El Aaiún.

De esta forma, la propuesta pactada incluye como novedad que se inste al Gobierno a redoblar las gestiones políticas y diplomáticas "al máximo nivel" para permitir el retorno de Haidar, lo que algunos, como Izquierda Unida, han interpretado que incluye la mediación del Rey ante Marruecos, pero no así CiU. La otra novedad respecto del texto original se refiere a que el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui se ejerza a través del referéndum de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

En cambio, se ha eliminado de la iniciativa del PSOE el punto que hacía que hacía referencia a seguir ofreciendo a Haidar el estatuto de asilo o refugio o la nacionalidad marroquí porque entienden que esta apreciación menoscaba la dignidad de la activista. Además, se solicita la mediación activa de la ONU en este caso y que se amplíe el mandato de la MINURSO (la fuerza de la ONU desplegada en el Sáhara Occidental) para que se ocupe también de vigilar la situación de los derechos humanos en la zona.

También defiende que se siga apoyando el derecho de la activista a su libre circulación y residencia y se reclame a Marruecos que facilite el retorno "inmediato" de Haidar y que se le restituya su pasaporte, el cual se le confiscó en El Aaiún cuando se negó a admitir la nacionalidad marroquí.

La portavoz de Exteriores del PSOE, Elena Valenciano, ha exhortado a Marruecos a dar una "respuesta urgente" y "abrir la puerta" a Haidar tras expulsarla de forma "injusta y desproporcionada". Valenciano ha recordado que el Gobierno no es el responsable de este caso después de haber cumplido "con la ley y con la razón" y de haber propuesto distintas soluciones rechazadas por la activista. La dirigente socialista ha lanzado también un mensaje al Frente Polisario para que abandone su inmovilismo y no escoja "la vía del suicidio" para lograr sus reivindicaciones y se ha dirigido a la UE, EEUU y la ONU para aceleren una solución definitiva al conflicto del Sáhara Occidental

Por parte de los grupos que han presentado enmiendas, el portavoz de ERC, Joan Ridao, ha centrado su intervención en criticar al Gobierno porque, según ha dicho, "el precio de no molestar al primo marroquí ha sido dejar al pueblo saharaui abandonado a su suerte".

Mientras, el diputado de IU Gaspar Llamazares ha señalado que la propuesta supone "un punto de inflexión" ante Marruecos y el diputado del PNV Aitor Esteban ha convenido en que el "único" que tiene la llave de este caso es Marruecos, al que ha exigido que cumpla las normas internacionales sobre derechos humanos.

Josep Antoni Duran Lleida, portavoz de CiU, ha explicado el voto a favor de su grupo tras el pleno alegando que ha sido "en aras a lograr el máximo consenso"; aún así, ha dicho no interpretar que las gestiones al "máximo nivel" se refieran al Jefe del Estado, sino dentro del Gobierno. Pese a defender la autodeterminación del pueblo saharaui también es fundamental para su grupo, ha recalcado, que el conflicto se resuelva con acuerdo de ambas partes.

Por último, el portavoz del PP, Gustavo de Arístegui, ha centrado su discurso en los "gravísimos errores" cometidos por el Gobierno, así como de su "incompetencia e incapacidad de gestión" para remediar esta crisis, comenzando por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. De Arístegui ha asegurado que Haidar no estaría en huelga de hambre si el Gobierno "no hubiese admitido su ingreso ilegal" en Lanzarote después de ser expulsada por Marruecos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios