La banda blanquea la recaudación del 'impuesto revolucionario' comprando bares en Bayona

  • Un experto antiterrorista francés afirma además que ETA trata de radicalizar a jóvenes de la región

La organización terrorista ETA está comprando bares en la ciudad vascofrancesa de Bayona en un intento de radicalizar a la juventud de la región y, al tiempo, blanquear dinero procedente del impuesto revolucionario, según asegura un jefe de la lucha antiterrorista francesa en un reportaje publicado en la revista Paris Match.

"Desean propagar en Francia alguna forma de desestabilización y no dudan en invertir mucho dinero en la adquisición de bares en Bayona", sostiene el responsable de la Subdirección Antiterrorista francesa (SDAT), Christian Sainte, veterano de la lucha contra el independentismo corso. Para Sainte, estas inversiones de la banda "son operaciones de blanqueo" y, además, un intento de acercarse a los jóvenes vascofranceses para empujarlos a posiciones más radicales.

En Francia, el movimiento Irrintzi sólo ha perpetrado atentados simbólicos contra edificios públicos y negocios de hostelería del País Vasco francés. Sin embargo, este responsable subraya que en el seno de ETA se ha abierto un debate "entre los que no quieren abrir un nuevo frente y simplemente consideran Francia como una retaguardia útil" y los que "creen que deben responder a la oleada de detenciones con métodos más agresivos".

Según Sainte, en territorio francés están escondidos un centenar de etarras, especialmente en el Suroeste y en el País Vasco francés donde, además de replegarse desde España, los etarras intentan reclutar nuevos efectivos. No obstante, en el reportaje se admite que no son muchos los franceses integrados en ETA aunque haya habido algunos casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios