Cabalgar sin ganas, rejoneo sin máximas y rodeo 'Far-West'

Plaza de toros de Almería. Cerca de media entrada. Ganadería de Ángel Sánchez y Sánchez.

1º Zapatero de 02/06, negro, 533 kilos nº 27. Bonito y noble. Bueno durante toda la lidia. Aplaudido 2º Aldeano de 03/06, negro, 480 kilos nº 53. Gacho de cuerna. Noble de salida con amago de mansedumbre. Aplaudido. 3º Bailador de 11/05, negro, 497 kilos nº 29. Con tranco y pies. Buen toro, bravísimo durante toda la lidia. 4º Sevillano de 12/05, negro meano, 495 kilos nº 4. Noble con pies. 5º Montesino de 01/06, negro, 514 kilos, nº 9. Noble con galope y fijeza. Se para poco a poco. A menos. 6º Montañero de 01/06, negro de 522 kilos, nº 2. Grande. Con mucha carrera y fijeza. Se para durante la lidia de tanta carrera. Agotado.

Fermín Bohórquez Domecq. Rubia, rejón en lo alto, otro en paletilla y tercero que sobraba en lo alto. Brasil, nuevo y con buen son. Melero, en banderillas y rejón de muerte. Trasero y caído. Faena de trámite. Algunas palmas. Rubia, de trámite. Bohemio, en banderillas. Melero, banderilla, dos pinchazo y casi media. Aplausos salida al tercio.

Hermoso de Mendoza. Curro. Primer tercio mucho temple. Chenel, espectacular a dos pistas al hilo de la barrera con cambio por dentro muy aplaudido. Ícaro, impresionante toreo de cara y cercanías con banderillas. Pirata, banderillas cortas, rejón de muerte trasero contrario fulminante. Petición. Dos orejas excesivas. Dallas, de trámite. Silveti, bien. Pata negra, correcto. Pirata, entregado con las cortas. Rejón en los costillares con derrame fulminante. Petición. Dos orejas. Fuerte petición de rabo.

El Cartagenero. Primer rejón a toro pasado. Pases sin temple. Tres rejones. Continuamente a la carrera huyendo. Banderillas dos al violín. Pinchazo alto. Rejón contrario. Levísima petición. Brinda a Pablo Hermoso de Mendoza. Sin torear lidia a la carrera. Sin temple a la huida. Rejón traserísimo. Dos descabellos. Petición. Oreja.

Presidencia: Marco Rubio, José Antonio Martí (asesor artístico), Enrique Conejero (asesor veterinario). Incidencia: Dificultad de localizar nombre de la cuadra de El Cartagenero por ser rejoneador novísimo. Se presentaba en Almería.

Empieza la feria con la taquilla relajada, cuestión que a nadie debe satisfacer. Con media plaza cuando el año pasado fue casi llena hace pensar dos cosas: que la novedad del rejoneo por delante no funciona y que aliviar gastos con un tercero sin nombre hecho sabedores que nos es competencia para el centauro, no gusta. Si hay competencia, hay que ofrecerla.

De felicitar, fundamentalmente, a los valedores del hierro de los Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez. Grandiosa corrida, con un toro, el tercero, que de haber caído en nobles manos con toreo a pie a buen seguro que se le hubiese dado la vuelta al ruedo. Nos queda esa incógnita a pesar de que los toros en el rejoneo son castigados de forma bestial por cómo se les obliga con las cabalgaduras.

Borrachera de peticiones quizá por las ganas de diversión que se ha notado en la calle. Cosas de la crisis. Decía borrachera que ha propiciado una puerta grande para Hermoso de Mendoza que con oreja y oreja hubiese estado justificado de sobra. Se le pidió hasta el rabo.

Pero antes abrió plaza Fermín Bohórquez; de excelente doma y cabalgadura; de sublime elegancia; de gran estampa al caballo. Pero trasmitió pocas ganas. Por cierto, se preguntan los sabios del tendido, ¿por qué se permite que auxiliares, que no subalternos, colocarse a la salida de chiqueros detrás de la barrera con capote fuera para quebrar la salida del toro y evitar que los caballeros paren la fuerte presencia en plaza? ¿Se le permitirá tal trampa hoy a los de a pie? Evidentemente no. Como diría aquel, ¿dónde está la autoridad? Haciendo fotocopias, seguro que no. Bonitas broncas han recibido los de la cuadrilla, cierto es que al final, del respetable por sus trampas descubiertas. Estos detalles hay que saber cuidarlos para darles seriedad al espectáculo. Que luego nos quejamos del antitaurinismo y va a resultar que el mal sigue dentro.

Me ha resultado curioso que en la mañana se restrinja el paso de público al patio de cuadrillas durante el sorteo. Con guarda de seguridad incluido como si se protegiese caja de caudales. ¿Esta es la promoción que queremos dar a la Fiesta? ¿Qué se esconde? ¿De qué hay que avergonzarse? No hay manera. No se aprende a pesar de los ataques.

Al final vino El Cartagenero y dio una lección fabulosa de carreras de caballos. A la huida despavorida sin cumplir un mínimo canon del rejoneo o toreo a caballo, según queramos hacer referencia. Cortó apéndice por aquello del correr al estilo Far-West a la caza y captura.

Nos quedamos para la memoria con el comportamiento de los toros que nos hacen chispear la mirada con el ánimo de que el resto de las ganadería resuelvan igual o mejor embestida. ¿Se habrá buscado de verdad y la plaza de Almería volverá a la senda que jamás debió perder? Es más que un deseo. Es un ansia colectiva que se merece esta plaza, su afición, su abono a pesar de que ha menguado. Soñamos con el atino pese al triunfo del rejoneo que hoy va a pasar al olvido porque no ha sido de calado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios