Demasiado jóvenes para las casetas y algo mayores para los cacharricos

  • La adolescencia y la pubertad son etapas difíciles tanto para los padres como los niños · Hasta los 18 no les está permitida la entrada a las casetas pero ellos ya se aburren de que les consideren unos críosEntre los 13 y 17 años uno se ve demasiado mayor para pasear con sus padres por las atracciones de feria. Varios chicos de esta edad cuentan a El Almería su opinión de no tener una diversión segura

Comentarios 1

Varios grupos de jóvenes entre 13 y17 años entran cada noche en la zona de atracciones donde residen más padres con hijos pequeños. Ellos se sienten un poco fuera de esto y algunos de ellos desean llegar a los 18 para salir con sus amigos por las casetas de la feria: "Alguna que otra alternativa para nosotros debería haber", afirma Lola, una chica de 15 años que se dispone a montar con sus amigas en algunos cacharricos. En el caso de Francisco "me dan igual las atracciones, pero aburre montarse siempre en las mismas. Apenas hay variedad cada año, por no decir ninguna".

Este motivo fomenta más las ganas que tienen estos chicos de llegar a una edad donde poder salir sin restricciones legales: "Nosotros también nos merecemos salir de fiesta", dice Newel, enérgica a sus 14 años.

Los chicos también se quejan del precio de la comida y las atracciones. "Vivimos de la paga de los padres, apenas nos da para dos días de feria", señala Desirée.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios