Fiestas más baratas pero con nueva portada y sin que falte "de nada"

  • La nueva entrada es una réplica de la antigua estación de trenes. Sustituye a la Casa Consistorial

La crisis económica le ha apretado el cinturón al Ayuntamiento de Almería, que ha aplicado una reducción del 15% del gasto que ha destinado en los últimos años a la organización de la Feria. Son 200.000 euros los que conservan las arcas municipales del cerca de 1,5 millones que habitualmente ha venido destinando el equipo de Gobierno a las fiestas en sus últimas ediciones.

La contención del gasto no lleva aparejada una merma del programa que, según destacó ayer el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, conserva número y calidad, "sin que falte -apostilló el regidor- de nada", en las actividades programadas con el amplio abanico que llevará el ambiente festivo a los distintos barrios de la capital.

Ello es posible por una "gestión eficaz" y porque los artistas, como Miguel Ríos o Rosendo, también se han ajustado a los tiempos que corren rebajando su caché, concretó el regidor.

Cultura ha estirado todo lo que ha podido y más los 1,2 millones de euros de presupuesto hasta el punto de que Almería estrenará una nueva portada, que sustituirá a la entrada que años anteriores emulaba a la fachada de la Casa Consistorial. Desde la mañana de ayer, los operarios trabajan en la colocación de la nueva portada, que hoy dejará entrever ya la nueva imagen: la antigua estación de autobuses. "Está cargada de simbolismo" para el alcalde, que habló del pasado de la ciudad y del futuro con miras al soterramiento de las vías del tren.

La nueva portada, compuesta por 18.000 puntos de luz de bajo consumo, se adelanta a la inauguración del próximo recinto ferial de la Vega de Acá, donde en 2010 volverá a ser instalada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios