El Kukul Teatro hace reír a los más pequeños y sus mayores

  • Los payasos 'Kikericó' y 'Lolilooo' actuaron durante una hora en la que los niños fueron protagonistas

El Kukul Teatro dibujó ayer a las 12 de la mañana una gran sonrisa a los numerosos niños, y no tan niños, que se dieron cita en la plaza de Jairán en el Zapillo.

El espectáculo de los payasos 'Kikericó' y 'Lolilooo' empezó puntual con la típica presentación de ambos artistas, de la que hicieron partícipe a todos los asistentes con los que a lo largo del espectáculo interactuaron constatemente haciendo un evento si cabe mucho más atractivo, consiguiendo la implicación de los más pequeños.

Así, el evento, que duró exactamente una hora, giró en torno a objetos con los que parodiaban y a la vez ganaban el corazón de los niños. Después de los saludos iniciales, 'Lolilooo' pasó a convertirse en un divertido payaso robot que, con cuatro botones de cuatro colores distintos, iba realizando diversas acciones que fueron desde los abrazos hasta la típica patada en el culo, gag con el que se escuchó, por parte de alguno de los pequeños espectadores, un "qué bobo", lo que hizo reir al personal que allí se daba cita.

Posteriormente, y jugando con una silla, los dos payasos continuaron el espectáculo haciendo del objeto una imaginaria cámara de fotos, con la que se hicieron 'fotos' con varios asistentes. El momento que más risas levantó fue el número del globo y del 'mago Kikericó', con el que sacaron a varios niños al improvisado escenario, algunos de los cuales no pudieron contener las carcajadas.

Y es que con actividades como estas la Feria de Almería cobra su verdadero color, inundando las caras de los más inocentes de esa alegría que después acaban contagiando a sus mayores, porque como la fuerza de la sonrisa de un niño no hay nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios