Paella en el segundo asalto

  • Los trajes de gitana inundan de color la Caseta del Diario

Si el primer día fue un golpe de aire fresco para todos los que se acercaron a la Caseta del Diario, el segundo día no ha sido menos, y más después del delicioso arroz que el cocinero, Antonio Álamo Hernández, hizo para goce y disfrute de los presentes en Guarapo. De hecho, tuvo tanto éxito que tuvo que hacer otro ante la demanda arrocil que había en la Caseta, so pena de que empezara un motín incontrolable de gente que quería comer arroz. El ambiente fue de nuevo brillante, primando los trajes de gitana y familias dispuestas a pasar un día alegre y divertido en la Caseta del Diario.

A las 13:00 horas ya se estaba grabando un programa en directo para Onda Cero Almería, mientras multitud de curiosos se arremolinaban para ver lo que estaba pasando. Acabado el programa, Guarapo recuperó su aspecto natural, y Dj Angelo comenzó a pinchar música de Feria, haciendo que a los allí presentes se les fueran los pies y se lanzaran a bailar.

Lo que más éxito tuvo de la Caseta, aparte de los caracoles, era la ensaladilla rusa y la carne en salsa, platos que poblaban la mayoría de mesas de Guarapo. Pero cómo hasta el mejor campo es baldío si no se riega, los manjares allí dispuestos eran regados con riquísimo zumo de cebada y majestuoso fino y manzanilla que bajaban por las gargantas de los presentes a la misma velocidad a la que Antonio Álamo se cocinaba su segunda paella del día: "esta la he hecho más rápido, no está como la de antes", afirmaba el cocinero, aunque esta opinión no era compartida por los allí presentes, que la calificaron como excelente. No obstante, la segunda duró incluso menos que la primera y más de un avezado cliente se comió dos platos. Si es que aquí el que no corre, vuela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios