Reconocimiento a una vida torera

  • El público se identificó ayer con el toreo clásico de Luis Francisco Esplá y premió su entrega en la despedida como matador, en una tarde sosegada con más de media entrada

Nunca ha estado en entredicho la generosidad de los almerienses y ayer no fue una excepción, identificándose con el toreo señorial y clásico de Luis Francisco Esplá en la última corrida que toreó en el coso de la Avenida de Vilches después de una larga vida taurina. En el momento de la despedida, el público supo reconocer y premiar el esfuerzo, la entrega, la sabiduría y la torería de su figura y de sus pases con los que obsequió a los espectadores que acudieron a la Plaza coupando un poco más de la mitad de su aforo.

Gustó a muchos aficionados la clásica estampa del toreo con la muleta y la montera sobre la cabeza, como era usual antiguamente. No le ayudó nada su primer toro y al segundo supo sacarle todo lo que se podía. desde los tendidos le gritaban ¡maestro Esplá, no te vayas!, mientras él seguía recreándose con suavidad y templanza.

Fue la de ayer una tarde sosegagada, de emotividad con Esplá y entusiasmo con el Juli, triunfador por ahora en cuanto a apéndices. Con un buen desarrollo en la duración de la primera parte, fue realmente curioso ver a gran parte del público pedir entre pitos y aplausos la continuación de la lidia cuando ya habían pasado unos veinte minutos. ¡Pero si da igual que dure cinco o treinta y cinco minutos!. Tras la salida del cuarto toro, el público sigue degustando los manjares de todo tipo que llevan a la Plaza y en muchos casos la atención a lo que sucede en el ruedo no es la nota más destacada, aunque no fue precisamente lo que ayer ocurrió.

Para quienes tienen fe, y creo que todos los toreros 'tienen que creer en Dios', el sacerdote Francisco Salazar, capellán de la Plaza pide cada tarde por quienes se juegan la vida. Una vida por la que cada día luchan también médicos como el doctor José Manuel Bretones y Antonio Romero, que una tarde más disfrutaron del festejo, a pesar del ganado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios