La diversión acaba de comenzar

  • Los niños esperaban con la ilusión de siempre la llegada de la feria para disfrutar de todas las atracciones · La noche empezó muy floja pero el recinto acabó llenándose de padres, hijos y abuelos

La feria para los niños es la diversión en los llamados "cacharricos". Abiertos desde últimas horas de la tarde no esperaban a la inauguración de las luces, pero sí a la ilusión de los niños, que se quedan ensimismados mirando las luces de colores de sus atracciones favoritas. "¡Mami, déjame subir ahí, que llevo un año esperando!", se escuchaba gritar a un niño de unos 5 ó 6 años a su madre, esperando su tícket para entrar en el Canguro, adaptado para los más pequeños.

Entre las 21:30 y las 22:00 horas poca gente abarrotaba las atracciones del recinto ferial. Apenas había que hacer cola en la primera noche de feria. "Ha empezado muy floja. No hay mucha gente", comentaba una madre mientras preparaba a su hija para subir a los pequeños coches de choque. "Yo no he visto ni la cabalgata, directamente me he venido temprano a pasear a los niños. Vendré hoy y poco más", comenta Maite Martínez, una madre que pasea junto a dos de sus hijos entre todas las atracciones.

Cuanto más entraba la noche, padres y niños comenzaban a llenar el recinto ferial, los minutos de espera para poder montar comenzaban a aumentar y cada vez se escuchaban a más niños reir y suplicar a sus padres "¡Quiero subirme ahí!".

"La feria de la noche es para los más pequeños. Cuando tienes hijos ya la feria ha acabado para ti", afirma un padre que espera para sacar un pase para que su hijo pueda montar en el Dragón.

A pesar de ser el primer día de la feria del año 2008, a media noche el recinto ferial se encontraba a tope aunque "no me importa que la feria se haya reducido a 8 días", afirma Maite Martínez. "No creo que sea esa la razón por la que viene tanta gente el primer día, seguramente sea porque mañana es domingo y no porque haya que aprovechar los pocos días que tenemos este año".

Casi todos los niños que asisten a la feria de noche es para disfrutar de las atracciones: "Estaba deseando montar en los coches de choque", comenta la hija de Maite Martínez, Azahara.

La diversión acaba de comenzar para los niños. Sus cabecitas se balancean al son de las atracciones y sus ojos no dejan de brillar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios