"El 95% de mis vecinos visitan la Feria porque están en su casa"

En su primera visita al Recinto Ferial, el edil roquetero mostró su alegría con el ambiente que se vive estos días en la capital y animó a todos sus vecinos a participar en la misma .

-¿Como alcalde de Roquetas cómo se siente en la Feria?

-Nos sentimos muy a gusto porque esta Feria es la de todos los almerienses y disfrutamos de ella como también lo hacemos de las grandes tardes de toros o la gran variedad de actividades que durante estos días oferta el Ayuntamiento de Almería para todos los ciudadanos y turistas..

-¿Cuál cree que es el adjetivo que mejor define nuestra fiesta mayor?

-Sin duda alguna, que en esta Feria, la de Almería, nadie se siente extraño y todo el mundo es recibido con los brazos bien abiertos. Hay mucha hospitalidad.

-Pero si se la compara con las de Málaga o la de Sevilla, la nuestra aún está un punto por debajo. ¿Qúe nos falta?

-Las de Málaga y Almería son totalmente diferentes. La nuestra tiene una magia que las que tú citas no tienen. Yo pienso que están al mismo nivel y vuelvo a reiterarlo, aquí nadie se siente extraño y todas las casetas están abiertas para todos los visitantes sin restricciones.

-¿Y usted cómo la vive?

-Pues buscando tiempo porque tengo muchos actos institucionales. Eso sí, no me pierdo las corridas de toros y por supuesto no dejo de visitar el Recinto Ferial con mis familiares y amigos para disfrutar con todos ellos de un rato de alegría.

-¿Anima a los roqueteros a acudir a la Feria?

-Por supuesto. El 95 por ciento de los roqueteros vienen a la Feria porque se sienten como en casa ya que ésta es la fiesta de toda la provincia.

-Si se la compara con las fiestas de Roquetas de Mar, ¿cuál sale mejor parada?

-Son dos fiestas muy diferentes y parecidas entre sí. En ambas prima sobre todo la hospitalidad que tanto almerienses como roqueteros destilan a todos los turistas y restos de almerienses de la provincia que vienen a visitarnos. Por volumen de gente, obviamente la de la capital es mucho mayor, pero en esencia, ambas se viven con mucha intensidad y eso se palpa en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios