2009: Un año con más luces que sombras

  • De la muerte de Michael Jackson a la recuperación de la duquesa de Alba, pasando por el intento de la Pantoja por reiniciar su vida sin Julián Muñoz: Un resumen de lo que ha dado de sí la crónica social.

Comentarios 3

Está claro que, si echamos un vistazo a las revistas del corazón de 2009, encontraremos que, bastantes de sus portadas, las han ocupado los mismos protagonistas que, a continuación, recapitulamos en un reportaje que comienza con una mujer de la que hemos seguido todas sus aventuras y desventuras, en especial, desde que fuera intervenida, a principios de año, de una hidrocefalia que estaba afectando, y bastante, sus funciones motoras y, en general, su cotidianidad. Nos referimos, claro está, a la duquesa de Alba quien, una vez dejó atrás el paso por el quirófano, reapareció durante la Feria de Abril de Sevilla en el que sería el principio de una asombrosa recuperación tras la que ha podido volver a andar prácticamente con normalidad y, sobre todo, a cumplir los compromisos de una agenda plena de actividades. Aparte, su relación con Alfonso Díez también ha sido objeto de multitud de comentarios aunque, contra viento y marea, ambos parecen continuar una "amistad" que también ha hecho correr muchos ríos de tinta. Y es que, los integrantes de la dinastía de los Alba, generan interés constante como bien sabe Eugenia Martínez de Irujo que, al concluir su noviazgo con Gonzalo Miró, puso fin a un largo camino de rupturas y reconciliaciones entre estos dos mediáticos personajes. Ella se quedó soltera y, sin que se sepa, compromiso, y él parece haber encontrado consuelo en los brazos de Amaia Montero…

Y es que, los disgustos del corazón, constituyen una de las cuestiones favoritas de una audiencia que tiene, en Isabel Pantoja, a un referente, en este sentido, único. Así, tras un período de confusiones, la tonadillera se decidió a contar "la verdad y toda la verdad" en una conocida revista de prensa "rosa" en cuyas páginas confesó que ya no estaba enamorada de Julián Muñoz. Éste, por su parte, envió una réplica a su ex novia que, a su vez, volvió a la carga, algunas semanas más tare, exigiéndole al que fuera alcalde de Marbella que no pronunciara más su nombre. Unos dimes y diretes que, por lo pronto, han desembocado en que Julián haya comenzado a ilusionarse con una nueva chica y en que incluso se haya apuntado a una reconciliación con su ex, Maite Zaldívar.

Claro que, el caso más polémico, lo ha protagonizado Lydia Bosch al separarse de su marido, Alberto Marín Caballero, culpándole de presuntos abusos sobre la hija mayor de la actriz. Una situación que ha llegado hasta la misma Audiencia Provincial donde, en función de las pruebas, se ha desestimado el recurso que Bosch había interpuesto contra la decisión del juez de archivar el procedimiento contra su esposo. Un rocambolesco folletín de que todos han salido perjudicados y del que aún se ignora, pues no ha habido declaraciones que pongan un poco de luz en tanta sombra, cuál será el último capítulo.

No obstante, para grandes seriales, los que han tejido dos de las sagas más singulares de nuestro país: los Thyssen y los Janeiro. Sobre los primeros hemos descubierto que, como bien es sabido, cuando hay dinero de por medio, todas las razones se nublan y, acusación tras acusación, tanto Tita Cervera como su primogénito, Borja -y su esposa, Blanca Cuesta-, se han distanciado hasta tal punto que, en sus asuntos privados, ha tenido que intervenir, para poner orden, la justicia y unos abogados que también se han hecho necesarios en el hogar de Jesulín de Ubrique (al destaparse que su esposa, María José Campanario, podría haber cometido una estafa en lo referente a la pensión de su madre). Un delito por el que le caerían cuatro años de cárcel y en torno al que da la sensación de haberse articulado una campaña de lavado de imagen que habría pasado por la participación del matrimonio en varios programas de televisión y hasta por una petición pública de perdón, en uno de ellos, por parte de "la" Campanario y hacia su familia política.

Sea como sea, ninguna intervención en la "pequeña pantalla" ha logrado eclipsar a la esperada reaparición de Belén Esteban quien, después de una operación que le ha proporcionado una nariz nueva y con la que se ha quitado unas antiestéticas bolsas -que habían despertado bastante poco agradables comentarios al respecto-, arrasa con la audiencia bajo el pseudónimo de la "princesa del pueblo". Reformada externa, e internamente, Belén se plantea una nueva maternidad junto a su querido esposo, Fran, al que ella considera "el hombre de su vida".

Internacionalmente, el fallecimiento de Michael Jackson dejó al planeta entero sin palabra pues, poco después de su muerte, estaba prevista su regreso sobre los escenarios en una anunciada gira de despedida. Un último deseo que el "rey del pop" no pudo ver cumplido y que le alejó para siempre de una atormentada existencia dedicada por completo a su profesión y a sus seguidores. Junto a él también dijimos "adiós" a la sexy Farraw Fawcett y al no menos atractivo Patrick Swayze pues, ni uno ni otro, lograron vencer a la enfermedad que padecían. Ésa misma que, hace muy poco, se le ha diagnosticado a Melanie Griffith, compañera inseparable de Antonio Banderas que, tras una temporada en una clínica para superar su adicción al alcohol, tiene por delante otra dura prueba para la que, cómo no, cuenta con el incondicional apoyo de todos los suyos.

Por el contrario, muy recuperada reapareció Whitney Houston con un nuevo trabajo discográfico gracias al que ha confirmado que deja atrás un oscuro pasado en aras de ese mismo ilusionante futuro que comparte esa flamante "estrella" que es Susan Boyle. La inglesa, participante de un concurso televisivo en el que quedó la segunda clasificada, ha visto el sueño cumplido de publicar un álbum que, por si fuera poco, ha resultado uno de los mayores "superventas" de Navidad. A partir de ahora es su misión, igual que la del resto que siguen con nosotros, rellenar las páginas en blanco de ese libro, el de 2010, dentro del que, de momento, todo son posibilidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios