Medvedev tiende la mano a Obama y le ofrece negociar el despliegue de misiles

  • El presidente ruso se muestra dispuesto a reflexionar sobre un sistema de seguridad global con el futuro inquilino de la Casa Blanca si éste renuncia a instalar el escudo defensivo en Polonia

El mandatario ruso, Dimitri Medvedev, ha tendido la mano al presidente electo de EEUU, Barack Obama, y se ha mostrado dispuesto a reflexionar acerca de un sistema de seguridad global con el nuevo inquilino de la Casa Blanca y la UE. En una entrevista concedida al diario conservador francés Le Figaro, el jefe del Estado ruso adelanta que abandonaría su decisión de desplegar armas nucleares en Kaliningrado si Obama renuncia a instalar en Polonia un nuevo escudo antimisiles.

El jefe del Estado ruso puso de relieve que la decisión de la actual Administración Bush de desplegar un sistema de defensa antimisiles "sin el consentimiento de Europa ni de sus socios de la OTAN" es "un verdadero problema" y que Moscú no ha logrado una "respuesta apropiada" a las preguntas que ha planteado en varias ocasiones a sus socios norteamericanos sobre dicho sistema.

"Hemos hecho propuestas sobre un sistema de seguridad global, hemos ofrecido usar nuestros sistemas radares y de aliados próximos como Azerbaiyán sin que se nos escuchara. No podemos no reaccionar a un despliegue unilateral de misiles y radares", alegó.

No obstante, se mostró dispuesto a abandonar esta decisión si la nueva Administración norteamericana, después de haber analizado la utilidad real de este sistema diseñado para responder a los estados gamberros decide renunciar a él. "La primera reacción de EEUU demuestra que la nueva Administración reflexiona sobre ello. Nosotros estamos dispuestos a negociar una opción cero, a reflexionar sobre un sistema de seguridad global con EEUU, la UE y la Federación rusa", añadió.

En cuanto a las relaciones personales con Obama, Medvedev dijo haber tenido "una buena entrevista telefónica" con él y confiar en establecer con su Administración relaciones "francas y honestas" que permitan resolver "los problemas" que no se lograron solucionar con la actual Administración. "El nuevo presidente americano tiene un gran capital de confianza. Ha sido elegido en un periodo muy complicado y le deseo mucha suerte en el ejercicio de sus funciones", continuó el mandatario ruso, que ha acordado con Obama mantener un encuentro sin tardanza.

Por otro lado, Medvedev viajará hoy a Niza para participar en la cumbre entre la UE y Rusia con el telón de fondo de la crisis de Georgia y la preocupación de muchos socios comunitarios sobre el despliegue militar ruso en Osetia del Sur y Abjasia, pero el presidente ruso adelantó que no pretende reducir sus efectivos argumentando que "ningún texto", ni siquiera el acuerdo alcanzado con el presidente Nicolas Sarkozy, regula los contingentes militares rusos.

"Cuando se trataba de desbloquear la situación, hablábamos de la retirada de nuestras fuerzas de mantenimiento de la paz. Pero esta etapa se ha terminado. Ahora, los efectivos y la localización de las bases militares están definidas por los acuerdos de cooperación firmados por Rusia con Abjasia y Osetia del Sur con el objetivo de preservar la vida de los habitantes y evitar una catástrofe humanitaria, lo que justifica ciertos efectivos", explicó.

Medvedev también dejó claro que la decisión de reconocer la independencia de Abjasia y Osetia del Sur es "irreversible" porque "desde el punto de vista del derecho internacional" existen estas dos entidades.

En cuanto a sus expectativas sobre las relaciones con la UE, Medvedev habló de "la necesidad de inversiones recíprocas". En este sentido, recordó que Europa es el mayor consumidor de energía rusa y que Rusia es un gran comprador de tecnología y productos europeos. "Necesitamos fundamentos sólidos para nuestras relaciones. Ése es el objetivo de este nuevo acuerdo. Rusia fue, sigue y seguirá siendo parte integrante de Europa. Nuestro interés es tener unas relaciones lo más estrechas posibles", resumió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios