La Policía iraní reprime una ceremonia en memoria del ayatolá disidente Montazeri

  • Varias personas resultan heridas y unas 50 son detenidas según una web de la oposición

Varias personas resultaron heridas y unas 50 detenidas ayer cuando la Policía iraní reprimió a palazos una ceremonia en memoria del ayatolá disidente Hosein Ali Montazeri en una mezquita de Ispahán (centro), según sitios web de la oposición.

Cientos de policías y de miembros de las fuerzas de seguridad rodearon por la mañana la mezquita de Seyed en Ispahán, donde debía celebrarse la ceremonia, e impidieron entrar en el edificio a los partidarios, que se enfrentaron a la Policía, según estas fuentes. Los manifestantes gritaban eslóganes en favor del movimiento Verde de oposición y la Policía utilizó gas lacrimógeno para dispersar a la multitud, indicó la web Rahesabz.net.

"Las fuerzas de seguridad están pegando a la gente, incluidos mujeres y niños, con palos, cadenas y piedras", añadió. "Varias personas fueron detenidas y numerosas resultaron heridas".

Parlemannews.ir, el sitio web de la fracción reformista minoritaria en el Parlamento iraní, señaló que "más de 50 personas, incluidos cuatro periodistas, fueron detenidos en los enfrentamientos".

El jefe de la Policía iraní, el general Esmail Ahmadi, declaró ayer que las fuerzas del orden actuarán con firmeza en contra de los "perturbadores", en referencia a las manifestaciones de los últimos días.

Por otro lado, la periodista iraní Fariba Payuh fue puesta ayer en libertad bajo una fianza de 500.000.000 riales (unos 34.000 euros). Según la página web pro reformista Yaras, Payuh, quien trabajó como traductora oficial para El Mundo durante las elecciones presidenciales de junio, fue liberada tras pasar 124 días en la cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios