Ambiente festivo en la noche blanca en la capital

  • Miles de personas se echaron a la calle para disfrutar de las actividades programadas en el centro de Almería

Hasta el tiempo acompañó. Anoche fue diferente en el centro. Había mucha gente en la calle. Recordaba a las noches de vísperas de Reyes Magos. El centro de la capital vivió con intensidad su primera Noche en blanco.

Centenares de almerienses salieron a la calle y no se quisieron perder esta iniciativa organizada por el Área de Desarrollo Económico y el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería y la Empresa Municipal Almería Urban.

Un sinfín de actividades y eventos llenaron las calles del centro y del Casco Histórico de la capital almeriense desde las ocho de la tarde hasta las dos de la madrugada. Comercios, tiendas, espacios culturales. Toda la zona céntrica de la ciudad se convirtió en un lugar de puertas abiertas para acoger a almerienses y visitantes.

Se realizaron unas 60 actividades gratuitas en una treintena de espacios públicos destinadas a todo tipo de públicos. Niños, jóvenes y mayores participaron en todas.

Entre ellos, el alcalde de la ciudad, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, quien, acompañado por varios representantes del Equipo de Gobierno, no se quiso perder el buen ambiente que respiraban las calles del centro. El primer edil visitó las actividades más señaladas, comenzando por la presentación de cortos que tuvo lugar en un abarrotado Teatro Apolo, pasando por la Puerta Purchena, los Refugios de la Guerra Civil o la Plaza San Pedro.

Destacó el elevado número de personas que salieron a la calle "superando las previsiones. Aunque sabíamos que habría muchas personas en la calle".

Rodríguez-Comendador explicó que la intención de esta iniciativa es "potenciar el centro, el comercio, que la gente tome la ciudad y disfrute de Almería". Así mismo, quiso agradecer la colaboración de todas las administraciones y empresas "que han aportado su granito de arena para poder llevar a cabo esta Noche en Blanco".

Y así fue. Todos y cada uno de los espacios donde se desarrollaron las actividades programadas se encontraban llenos de almerienses y visitantes disfrutando de la Noche en Blanco, del buen tiempo y de la vida que respiraban las calles del centro de la ciudad.

Una de las propuestas que más éxito tuvo fueron las visitas guiadas, que cubrieron el cupo de plazas. Cientos de almerienses pudieron conocer un poco más de su ciudad y sus rincones más emblemáticos como la Casa de las Mariposas o los Refugios de la Guerra.

Tampoco faltaron los grandes monumentos y espacios culturales de la ciudad, como la Alcazaba, que abrió sus puertas durante toda la noche para recibir a miles de visitantes. Mientras La Duda Teatro hacía su pasacalles, el Mago Cobra llevaba la ilusión a todos los niños en la Plaza de San Pedro.

Galerías de arte como MECA Mediterráneo y La Nave Blanca abrieron sus puertas para mostrar sus fondos. Mientras, Carlos de Paz proyectaba sus fotografías en la sede del Instituto de Estudios Almerienses.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios