'Amigos del Parque Natural' piden la conservación del Cortijo del Fraile

  • La Asociación solicita al juez que exija al alcalde que haga algo para frenar el deterioro

La Asociación de Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar ha solicitado al Juzgado de lo Contencioso-administrativo 1 de Almería que se dirija al Ayuntamiento de Níjar para que inste a la empresa propietaria del Cortijo del Fraile, el BIC ligado a la producción de Federico García Lorca, a la conservación del inmueble al entender que es la administración local la que tiene las competencias en materia urbanística y dispone de las herramientas necesarias para exigir al propietario la estabilidad del edificio.

Tras agotar la vía administrativa ante el Ayuntamiento de Níjar a través de un escrito dirigido al gobierno municipal en septiembre de 2011 junto a la Asociación Amigos de La Alcazaba, Amigos del Parque han decidido interponer un recurso de inactividad administrativa contra el Consistorio en materia de disciplina urbanística, puesto que, aseguran, nunca se obtuvo respuesta del Ayuntamiento.

En este sentido, han solicitado ante el juez la adopción de medidas cautelares, por lo que se ha pedido que el Ayuntamiento tome todas las medidas provisionales necesarias para garantizar la estabilidad y valores históricos del Cortijo del Fraile, para cuyos propietarios la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Cultura, ya ha abierto un expediente sancionador en este sentido.

No obstante, sobre este trámite, los Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar señalan que, al tratar de acceder a este expediente aún en fase de alegaciones, solo ha recibido "trabas administrativas" por lo que sospechan que la Junta "no está adoptando todas las medidas establecidas en la ley para conseguir que los propietarios cumplan con sus obligaciones", según añaden en una nota. Ante esta negativa, plantean la posibilidad de acudir al Defensor del Pueblo andaluz.

El colectivo fundamenta sus reivindicaciones, pendientes de ser admitidas a trámite por el juzgado, al entender que la LOUA establece que el Ayuntamiento de Níjar "sería responsable por inactividad administrativa cuando un bien inmueble, amenace con derruirse de modo inminente, con peligro para la seguridad pública o la integridad del patrimonio protegido por la legislación específica o por el instrumento de planeamiento urbanístico"; caso en el que "el alcalde estará habilitado para disponer todas las medidas que sean precisas, incluido el apuntalamiento de la construcción o edificación y su desalojo". Amigos del Parque estiman que el Cortijo del Fraile tienes unos valores históricos y sentimentales "sin precedentes", pese a lo que se encuentra en "un estado de abandono total y expolio deplorable". Por esto, consideran que estos hechos "son contrarios a la normativa urbanística y protección del patrimonio histórico que establecen expresamente las obligaciones y competencias que deben cumplir tanto propietarios como administraciones".

En este sentido, recuerdan que el Ayuntamiento tiene competencias para instar a los propietarios a que cumplan con las obligaciones en materia de conservación, rehabilitación y ornato urbano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios