Cincuenta años de Raphael en tres horas

  • El espectáculo comenzó con 'Cantares', poema de Machado · En casi tres horas cantó treinta y cuatro canciones

Comentarios 1

Raphael es puro espectáculo cuando está sobre un escenario. Anoche en el Auditorio Maestro Padilla volvió a demostrar que es el artista con más capacidad de transmitir al público, y ponerlo en pie en varias ocasiones. En esta gira de conciertos donde el artista celebra sus 50 años en la música, Raphael está pletórico, con mucha fuerza y sobre todo, con mucha ilusión.

Raphael comenzaba con mucha fuerza. Sin música y a viva voz cantaba  Cantares, un tema de Machado, que hiciera tan popular Joan Manuel Serrat. Desde el primer momento, se vio que Raphael estaba a gusto en Almería, un lugar donde hay un público muy entendido.

Y es que nada más salir al escenario, Raphael ya tenía ganado al público. El sonriente y con los brazos abiertos quería abrazar a todos. En  un escenario bastante desnudo con el cantante y su pianista Juan Esteban Cuacci, se podía escuchar con extrema nitidez la voz del artista de Linares. Una portentosa y bella voz que estuvo casi tres horas haciendo disfrutar a sus incondicionales.

"Parecía que no, pero llegó, estos son mis primeros 50 años sobre el escenario - dijo -. Suena fuerte eso de 50 años, pero lo mismo con suerte llego a los 100 años" comentó un artista muy sonriente y  con ganas de agradar a sus incondicionales que eran muchos anoche en el Maestro Padilla. El concierto fue un repaso a su carrera e interpretó canciones que han hecho historia. Entre esas joyas de la corona, como le gusta a Raphael llamar a sus temas preferidos no faltaron canciones como Digan lo que digan, Hablemos del amor, Escándalo, Te estoy queriendo tanto, Desde aquel día y un sinfín de temas de su etapa en América. El público fue disfrutando a lo largo de la noche de un concierto donde Raphael se iba creciendo porque en el escenario es el número uno.

El concierto de anoche fue un completo repaso por las diversas facetas de la personalidad musical de Raphael. Fue una velada con un delicado acento teatral y una envolvente atmósfera de intimidad en las que cada gesto, cada nota y cada verso llevaron impresos de manera muy personal la pasión y el incomparable talento de Raphael.

Se puedo ver a un Raphael entregado, cantando canciones que le permitieron hacer una pequeña representación, plantado en el escenario como siempre lo hace.

Raphael cantó temas como Mi gran noche,  Yo sigo siendo aquel, Como yo te amo, En carne viva y tantos otros éxitos de su carrera, aunque no faltaron canciones de su último disco como Cantares o La fuerza del corazón .

"En Almería siempre me han tratado muy bien y es un orgullo poder estar de nuevo aquí", dijo el artista. En otro momento de la actuación también tuvo palabras para sus imitadores. "Ni antes en pesetas ni ahora en euros han pagado nada por derechos de autor".

Aunque hayan pasado 50 años, Raphael sigue teniendo el mismo carisma que cuando empezaba. Anoche acabó con un espejo de una patada ante la locura de sus fans y cerró el concierto con Yo soy aquel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios