Diego Cruz vuelve al pop con la formación 'La línea de sombra'

  • El cantante almeriense ha puesto la voz a los diez temas que ha compuesto el gran guitarrista palentino José Luis Encinas, conformando un gran disco

La Línea de Sombra es una banda de pop-rock, pero también es un proyecto poético. Si, de esa poesía que aparece cuando se conduce de noche, lúcida, feroz y tierna, o cuando se recuerda a una antigua novia en un momento sin rumbo y las palabras ilustran una nostalgia sin fondo.

Nada detiene el tiempo. Se cruza una línea de sombra tras otra. Pero era el momento de tener la entereza de pararse a contarlo. Ahora el viaje tiene más importancia que el lugar de destino. Las emociones se transmiten sin intentar llegar a ningún sitio.

La Línea de sombra es el proyecto de Diego Cruz. Desde muy joven, en su Almería natal , empieza a interesarse por la música. Gran amante de los estilos afroamericanos como el jazz, blues y rock and roll, desarrolla una gran capacidad para tocar la batería, la guitarra y lo que será un instrumento definitivo, la voz.

Esa voz que s e formó en los turbulentos ambientes de los estilos que tanto le atraían. Ahora, edita su álbum debut en solitario bajo la producción de José Luis Encinas.

Por su parte, José Luis Encinas es palentino de nacimiento y comenzó desde muy joven su formación en guitarra clásica, a la que acabaría dedicándose casi en exclusividad, sin por ello cerrarse a otras tendencias musicales, como el rock, que le han influido hondamente.

Así, a los veinte años se va a vivir a Madrid, donde continúa con sus estudios, mientras comienza a colaborar con grupos de pop-rock. Tras obtener el título de Profesor Superior de Instrumento del Real Conservatorio, se traslada con una beca a Baltimore (EE.UU.) donde estudia con grandes intérpretes de música clásica. Completa su formación con seminarios y cursos, y en 1995 graba su primer disco en el que interpreta "10 Obras maestras para guitarra clásica".

Tras este trabajo inicial, seis aclamados álbumes con su inconfundible impronta musical han precedido a "Guitarras en Shanghai": Duende (1997), Aurora (1999), Remolino (2000), Guitarra romántica (2001), Chambao (2002) y Travesura (2003).

A lo largo de su trayectoria Encinas ha sabido acercar la guitarra a todo tipo de públicos con su particular estilo, precursor del chill-out, que fusiona elementos de los más variados géneros como son el flamenco, el rock, el pop, el jazz y, por supuesto, la música de los grandes maestros clásicos.

El nuevo trabajo que en pocos días estará a la venta en toda España, aunque ya se puede encontrar en el Corte Ingles, incluye diez temas. Estos temas son No puedo pensar, Brinda a la vida, Vis a vis, Plan de huida, Ni un verso más, Confesiones y juegos, Vuelve a tu guarida, Nube Silencio, Estoy pendiente de ti y La Chica del hombre Araña. Ha sido una grabación larga pero que ya ha visto la luz. Hace tres años se rodó en Costacabana el videoclip del tema Vis a vis.

Diego Cruz se muestra encantado con el resultado final de este disco. "Hemos tardado un poco en encontrar el sonido que buscábamos, pero creo que ha quedado un trabajo muy redondo, con temas que suenan bien".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios