Ellen Baker habla de sus años pasados entre estrellas

  • La astronauta norteamericana dará una conferencia a las 20:30 horas en el Teatro Apolo en las Jornadas Astronómicas

Las Jornadas Astronómicas de Almería comienzan hoy martes con la conferencia de la astronauta norteamericana Ellen Baker en el Teatro Apolo a las 20:30 horas. El título de la charla es Viviendo y trabajando en el espacio.

Ellen Baker es una profesional que nació el 27 de abril de 1953, en el norte de California. Antes de convertirse en astronauta, era geólogo y médico. En 1981, Baker se unió a la NASA como doctora. En 1985 se convirtió en astronauta. Ha participado en tres misiones espaciales y ha registrado más de 686 horas en el espacio. En 1989, Baker voló a bordo del transbordador Atlantis.

Baker ayudó a desplegar la nave espacial Galileo, que posteriormente se dirigió a la exploración de Júpiter. En 1992, voló a bordo de un laboratorio de microgravedad de los EEUU. Durante dos semanas, la tripulación estudió diferentes ciencias en un medio ambiente de baja gravedad. En 1995, Baker formó parte de la primera tripulación de los EEUU en acoplarse con la Estación Espacial Rusa Mir.

Para la astronauta de la NASA, Ellen Baker, entre los proyectos del organismo espacial se encuentra el regresar a la Luna en los próximos años sin cometer los errores de antaño para, después, poder viajar hasta Marte. Para ello, la NASA está reuniendo toda la información recabada en los últimos años para regresar a la Luna de una forma victoriosa.

Las misiones que se han hecho hasta ahora han sido muy cortas pero han dado datos reveladores sobre cómo el cuerpo reacciona ante la falta de gravedad y sobre cómo mantener a los astronautas sanos para que puedan regresas a sus hogares. "Todavía, y antes de enviar a una nueva tripulación a la Luna, hay una serie de temas que se deben de resolver y de comprender, somos muy pequeñitos y todavía tenemos mucho que explorar de este mundo tan grande", ha asegurado.

La astronauta afirma que lo que más le impactó en su primer despegue fue observar la tierra. Una primera experiencia que calificó de "muy cómoda", porque iba concienciada de que en el día del lanzamiento no había cabida para los nervios sino para la responsabilidad con su trabajo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios