Hombres G saca lo mejor de su extenso repertorio ante un público entregado

  • El público desde el primer minuto comulgó con la banda y el concierto fue apoteósico con momentos inolvidables · Hubo mucha gente que acudió a última hora pero ya no había entradas para el recital

Voy a pasármelo bien, el título de la primera canción que los Hombres G interpretaban el viernes sobre el escenario del Auditorio Municipal Maestro Padilla de Almería, y el objetivo del público que, una vez más en este año, colgó el cartel de 'no hay entradas'.

David, Rafa, Dani y Javi, mostraron sobre el escenario lo mejor de su extenso repertorio, el mismo que les convirtió, en los 80, en el grupo de la historia de la música en España que más ha rentabilizado el fenómeno 'fans'.

Y el viernes, treintañeros enloquecieron desde la primera nota que sonó. A diferencia de otras tantas noches de éxito en el Auditorio almeriense, con el primer acorde ya todo el público estuvo en pie. No hubo un periodo de adaptación. La fiesta empezó en el minuto uno.

Sin duda, será uno de los conciertos inolvidables de este espacio escénico que hace que los artistas se crezcan. Como se crecieron los míticos creadores de temas como Venezia, Marta tiene un marcapasos o Sufre mamón. Lo cierto que es que supieron viajar en el tiempo, del pasado a lo más reciente de su carrera musical.

Sonó, por ejemplo, Separados un tema que se adelanta al nuevo disco que verá la luz con el nuevo año y que marcará un antes y un después en la fórmula de trabajo entre artista y discográfica. Hombres G van a tutelar su propia carrera discográfica, y comercializarán directamente sus discos.

Quizás por ello, diversas alusiones de David en el escenario a su nueva web hombreg.tv, que se ha convertido en un soporte interactivo con el que pretenden volver a pisar y pesar fuerte en el mercado musical de este nuevo siglo.

El viernes se puso de manifiesto, con este concierto del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, que Hombres G siguen siendo un referente para un sector de público muy importante.

Cantaron, saltaron, bailaron, gritaron vítores y piropos a los componentes del grupo. Así fue el viernes el público que asistió al Maestro Padilla. Un público fenomenal que disfrutó he hizo disfrutar al artista. Fue una fiesta emocionante que muchos inmortalizaron en sus móviles, en momentos de casi contacto entre David Summer y quienes ocupaban las primeras filas.

Dos bises, dos horas de concierto, y una despedida emocionada con los cuatro más uno en escena, abrazados, agradeciendo el trato y celebrando este primer concierto en España después de más de un mes de gira y enorme éxito en México, Perú y Ecuador. El Padilla fue una fiesta. De eso se trataba, porque el público, como reza en la primera canción que sonó 'vino a pasárselo bien'. El concierto era organizado por el Área de Cultura dentro de su programación del último trimestre del año, con la empresa almeriense DGB Producciones como promotora. Decenas de personas se quedaron sin entrada y las colas en la taquilla sirvieron de poco, porque ya estaban agotadas. Y es que la venta por internet acelera muchas veces la venta de entradas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios