El periodista Luis García Yepes escribe las memorias del cantaor José Sorroche

  • La obra, editada por el IEA, se presenta el próximo viernes en el Patio de Luces de Diputación

El próximo viernes 22 a las 20 horas en el Patio de Luces de Diputación, se presenta la obra memorística Sorroche, la madrugá flamenca de Almería, trabajo del periodista Luis García Yepes y editado por el Instituto de Estudios Almerienses.

El protagonista de la obra, desarrollada en 180 páginas a modo de entrevista con entradillas noveladas en 14 capítulos, desvela los entresijos de su vida, del flamenco en la provincia y su relación con los intérpretes más granados del género en más de medio siglo del pasado y los tres lustros del que vivimos.

Nacido en octubre de 1942, a la edad de diez años, Pepe Sorroche comenzó a cantar en Coros y Danzas, creando posteriormente el grupo Los Jilgueros, y desarrollando su labor en el flamenco desde muy joven, para lo que supuso un aldabonazo el ganar el primer premio por malagueñas y cantes mineros y ser finalista por soleá en la quinta edición del Concurso Nacional de Córdoba, el mismo que ganó aquel año, Paco de Lucía en guitarra.

A raíz de ese premio Pepe Sorroche empezó a grabar, de ahí sus tres discos primeros y el disco homenaje Memoria y Luz que le editó Diputación en 2003. Además de haber registrado su voz en distintos cantes en casi una decena de antologías. Consiguiendo con su primera incursión discográfica ser premiado por la Cátedra de Flamencología de Jerez.

Su labor jonda atraviesa desde los fines de las óperas flamencas y espectáculos de variedades con el también almeriense Manolo de la Ribera, al nacimiento de los festivales flamencos en toda la geografía andaluza y su amistad con Antonio Mairena, el encuentro con Fosforito, el incipiente nacimiento de Menese, la admiración por Enrique Morente y otras intervenciones aledañas como la que se propició con Ringo Starr en Almería.

Su labor como recreador de los estilos almerienses: taranto, taranta, fandanguillo y petenera le han valido el reconocimiento por distintas instituciones. La Diputación le entregó el Escudo de Oro en 2003 y unos años antes la Medalla de Oro de Andalucía por la Junta, además de poseer una calle rotulada con su nombre en la ciudad de Almería.

Toda una vida se desentraña en el libro que presenta el IEA, a modo de entrevista larga con profusión de imágenes. Obra que se abre con las enjundiosas y precisas palabras para autor y protagonista del veterano periodista y memorialista Tico Medina, y se cierra con el epílogo del historiador Antonio Sevillano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios