Ópera Duende lleva 'Las Bodas de Fígaro' al Apolo

Los almerienses de la compañía amateur Ópera Duende hicieron su debut en la capital con una de las óperas más conocidas de Wolfgang Amadeus Mozart en el Teatro Apolo, como eran Las Bodas de Fígaro.

Nueve jóvenes cantantes procedentes de Gales y su maestra de canto, la aclamada cantante de ópera Buddug Verona James, llegaron para representar en el central teatro de la ciudad su ópera prima dirigida por Jeanne Henny y que tiene como principal objetivo dar oportunidades a jóvenes cantantes que quieran prepararse para una carrera internacional con todas las exigencias que ello implique.

En la obra, Fígaro y Susana preparan su boda, pero su señor, el conde de Almaviva, no está dispuesto a renunciar al tradicional derecho de pernada. El conde se ha encaprichado de Susana, camarera de la condesa; y la condesa está dolida y decepcionada por las escapadas del incorregible marido.

Los celos de la condesa y las imprudentes artimañas de Fígaro y Susana para esquivar los anhelos del conde dan lugar a una serie complicadísima de intrigas, durante las cuales Fígaro se descubre hijo del decrépito don Bartolo y de la no menos vieja Marcelina, y la condesa se ve cada vez más envuelta en una peligrosa desviación, delicadamente insinuada, debida a la simulada pasión de Fígaro y al ardor amoroso del paje Cherubino, doncel ansioso de amor, siempre inocente y destinado a dejarse sorprender por los maridos celosos en las situaciones más comprometedoras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios