Pilar Peciña muestra su universo pictórico tan variado en Roquetas

  • La pintora expone hasta finales de mayo una muestra donde el retrato es el protagonista

La primer teniente de alcalde, Eloísa Cabrera y la concejala de Cultura, María Dolores Ortega asistieron el jueves a la inauguración de la exposición Pilar Peciña, Semblanzas en Claro Oscuro y Perfiles y Paisajes, que tuvo en el Castillo de Santa Ana.

En el Claustro del Castillo, Peciña expone la muestra en color Perfiles y paisajes centrada sobre todo en la costa del Levante almeriense, donde la artista tiene una casa desde hace doce años. Como gran enamorada del retrato, en esta serie retrata con exactitud estampas de personas en la playa y unos excelentes paisajes que ella sabe captar como nadie.

En las salas 1 y 2 está la muestra Semblanzas en Claro oscuro todo en blanco y negro excepto cinco obras donde la artista juega con el rojo entre el blanco y negro. "En Vera ya expuse la muestra en color 'Perfiles y paisajes' e introduje cinco obras en blanco y negro. Gustó tanto a la gente, que me propuse hacer una exposición en blanco y negro".

"He querido reflejar en esta exposición el eterno del alma femenina, para ello me planteo evitar todo color y concentrarme en el interior que me ofrece el blanco y negro y su sfumatto. La impresión y la calma del momento captado me permiten plasmar un instante que es lo que pretendo ofrecer al espectador. No obstante, el toque rojo carmín romper y a la vez resulta otra línea de atención sobre lo femenino, que siempre va unido a la pasión, cualidad eterna de la mujer", sostiene la artista.

Peciña sostiene que "la pintura en blanco y negro me gusta mucho hacerla porque me encanta el retrato y cuando veo una cara me apetece pintarla. Llega un momento que me ha saturado, y llega el momento que necesito color. No creo que vuelva al blanco y negro" sostiene.

Peciña tiene una casa en Vera donde pasa largas temporadas en la costa del levante almeriense, donde también pasa largo tiempo en esta tierra, que tanto le inspira. Durante muchos años Pilar Peciña tuvo una tienda de ropa en Madrid, pero llegó un momento que cerró la tienda en el año 2007 y ya se dedicó plenamente a la pintura.

"A las artes me he dedicado toda la vida como una afición. Empecé dibujando y pintando y copiando a los grandes pintores como Sorolla, que entiendo que tengo una cierta influencia de su pintura. En mis ratos libres siempre que podía me dedicaba a pintar, lo que pasa que cuando cerré la tienda, le he dedicado muchas horas a la pintura", explica Peciña.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios