Sensi Falán y su grupo conquistan Tetuán y Tánger con sus acordes

  • La cantautora de La Chanca ofreció conciertos en las dos ciudades marroquíes y consiguió que el público se pusiera en pie y aplaudiera tras cada canción

El viaje a Marruecos, verdadera embajada cultural de la cantautora Sensi Falán y los espléndidos músicos Fafi Molina (contrabajo), Francis Hernández (guitarra flamenca), Chochi Duré (acordeón y guitarra) y Juanjo Simón (percusión), ha significado unas de las más altas y prodigiosas actuaciones, con una capacidad expresiva e intensidad imposibles de superar, de la compositora y cantante de La Chanca.

Con enorme afluencia de público, los conciertos de Tánger y Tetuán, celebrados gracias al impulso del Foro para la Cultura y el Pensamiento, los Institutos Cervantes de ambas ciudades, y los desvelos de Ramón de Torres -arquitecto restaurador de la medina de Tetuán y responsable de la expedición al país hermano- han

puesto de relieve la honda sensibilidad y una forma única y hondísima que posee la cantante para comunicarse con el público.

En esta ocasión rebasó todos los esfuerzos, cantando varios temas en árabe (con una pronunciación asombrosa) que los asistentes agradecieron de manera especial, como una Nuba, que corearon emocionados, o el estreno

de Makbara, un texto en prosa de Juan Goytisolo, que incluye un cuento tradicional marroquí.

También llevó el saludo almeriense del poeta y rey Al-Mutasim, una paloma que conmovió al público entregado; así como poemas de Valente, Lorca y San Juan de la Cruz. "Tras de un amoroso lance", por bulerías, que arrasó en los dos conciertos.

Si la cantautora "voló tan alto tan alto", sus amigos músicos alcanzaron también su mayor altura. Un público de un gusto tan exquisito para la música, como el marroquí, quedó deslumbrado -en el Instituto Cervantes de Tetuán, y en la Sala-teatro Samuel Beckett de Tánger- de la guitarra flamenca, el contrabajo, el acordeón y la percusión, que participaron de una llamarada fascinante.

En la ciudad con nombre de manantial, fundada por granadinos, Tetuán, cuyo símbolo es una paloma, intervino recitando unos versos sobre La Chanca, Medhi, poeta tetuaní.

La misma noche de la llegada del grupo fueron agasajados con una cena, por parte de la familia El Azami, cuya madre -Aicha- enseñó a los viajeros almerienses una canción muy intensa sobre la ausencia del amado. Han conocido la maravillosa medina de Tetuán, cuyos trabajos de restauración dirige el arquitecto Ramón de Torres, siendo guiados por esta ciudad antigua, patrimonio de la humanidad, por el historiador y jefe de proyectos para la Almedina, Otman El Absi.

En Tánger visitaron la Cueva de Hércules, en un ámbito donde se estrechan y se convierten en un solo mar el Mediterráneo y el Atlántico.

Desde distintas ciudades marroquíes acudieron a escuchar los conciertos de Sensi Falán; entre el público había músicos extraordinarios y organizadores de encuentros musicales, que han invitado a la cantante a viajar de nuevo a Marruecos, para dar un recital en Casablanca; mientras se gestionan nuevas actuaciones en Tánger, Fez y Marraquech. La hermosa creación del barrio de La Chanca ha encontrado, como merece, una acogida impresionante.

Conciertos como este prestigian de forma extraordinaria al Instituto Cervantes", decía uno de los trabajadores de dicha institución en Tetuán.

La gira de Sensi Falán se puede considerar que ha sido un absoluto éxito. La cantautora volvió de tierras marroquíes fascinada con el recibimiento que le tributaron tanto a ella como a su grupo. Por eso, no se descarta que pronto regrese para actuar en otras ciudades de Marruecos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios