Visconti muestra su maestría con la acuarela en sus paisajes en Argar

  • La galería de arte inaugura esta noche a las 20:00 horas una nueva exposición del genio de la acuarela en Almería ·Como novedad ha incorporado dos obras nocturnas sobre rincones de Guadix

Tiene ya 90 años pero no los aparenta. Todas las mañanas echa un buen rato pintando haciendo lo que más le gusta, que es pintar acuarelas. Es Julio Visconti, el gran maestro acuarelista que esta noche a las 20:00 horas inaugura una nueva exposición en la galería de Arte Argar.

En esta ocasión, el genial pintor vuelve a deleitar a la legión de seguidores desde hace años con una serie de acuarelas de paisajes e interiores, donde muestra algunos de los rincones de Almería, mezclados con algunas vistas de Venecia, alguna calle de su querida Guadix y por supuesto, no podía faltar la vieja Chanca.

La crítica de arte, María Carmen Fernández de Capel sostiene cuando habla de la obra de Visconti que "todas las personas son libres ante el mundo, y ponen sus energías por conseguir lo que quieren. Unos eligen el poder, otros siempre lo material, hay quien sólo prefiere la sensación del triunfo, muy pocos apuntan por la búsqueda de la belleza, que está para el que sabe ver en lo que le rodea: luces, colores, persona, y un sinfín de cosas por observar".

El ya desaparecido crítico de arte, Antonio Manuel Campoy escribía que "Visconti sin duda, es un maestro en este viejo y siempre vivo arte de las transparencias y las levísimas pinceladas, maestría que se hace patente sobre todo, en su versión de la dificilísima luz almeriense". Y es que Visconti es un artista que domina a la perfección el dibujo y ello hace que maneje perfectamente las acuarelas. Es un hombre que cuida mucho todos los detalles que encierra cada una de las obras que realiza. La inspiración la lleva siempre consigo, por eso, a cualquier hora, y en cualquier momento sus manos se pueden poner a crear.

Juan Manuel Gómez Segrade recuerda los principios de Visconti en el óleo, aunque estaba llamado a ser un genio de la acuarela. "Primero fue pintor de óleos, pero su impaciencia, lo enderezó hacia la acuarela, donde se ha consolidado como una de las más importantes firmas españolas del momento". Carlos Senti, va mucho más allá y confiesa que "Visconti es uno de los grandes poetas del agua, del agua que disuelve el color. La frase suena peligrosamente lírica, pero no es una metáfora; es una realidad. Sí, porque el agua parece sostenerse, como una lamina viva sobre el papel, conteniendo en su seno los delicadísimos matices que su autor diluyó misteriosamente en ella".

Julio Visconti Merino nace en Fiñana en junio de 1922. Después de otras disciplinas, inicia sus estudios artísticos en la Escuela de Artes de Almería con Juan Cuadrado Ruiz. En 1945 se traslada a Madrid, estudiando escultura con el veterano y laureado maestro valenciano Ramón Mateu Montesinos, quien, según el pintor, influye mucho en su carrera y vida artística.

En 1962 tuvo su primer encuentro con la acuarela, ingresando en dicho año en la Agrupación Española de Acuarelistas, en la calle de Libreros, de Madrid, en donde se dedicó, a partir de entonces, a practicar incansablemente este procedimiento de la pintura al agua.

Los años setenta fueron de plenitud creativa, con una pintura al agua sólida, y desprendiendo una luz cegadora, la misma que muestra en sus paisajes de pueblos, marinos, puertos y casas del barrio de La Chanca. En 1972 fue becado por la Dirección General de Sahara para pintar en el territorio sahariano. Su trayectoria es fascinante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios