"El arte es un concepto tan bello que sólo puede definirse con arte"

  • Andrés Rubia es un almeriense que lleva desde los once años dedicado a la literatura · Pintura, escultura y Land Art son algunos de sus últimos proyectos

Comentarios 1

"Que jamás la ciencia y su futuro se vengan a ilusiones: sólo Dios o el Diablo pueden consumar un trasplante de alma". Ésta es la primera frase de El amor del diablo, una novela que compara la vida del S. XV con la del S. XXI, próximo libro de Andrés Rubia.

Nacido en Almería hace 45 años, este informador técnico sanitario lleva media vida escribiendo. Aunque podría calificarse de polifacético, ya que también realiza pintura, fotografía y Land Art, Andrés aclara que su talento se deriva de la necesidad vital de manifestar sus emociones, "a los artistas nos surge la necesidad de expresar sentimientos y emociones que no se pueden comunicar con palabras, sino que debemos manifestar de manera artística, siempre de la mejor manera posible" confiesa este almeriense.

En el año 2001, Andrés publicó su primer libro Relatos para leer en vida. Mientras tanto, colaboraba en distintas revistas literarias y años más tarde, ya en 2006 publicó La última lágrima de un hombre & grandes éxitos cínicos, su segunda novela.

Entre sus libros favoritos destacan Cuando éramos honrados mercenarios, de Arturo Pérez Reverte y La isla del tesoro, grandes clásicos que han guiado a éste escritor hacia el mundo de la novela de manera auto didáctica ya que, tal y cómo afirma Andrés, nunca he tenido a nadie que le enseñe nada sobre literatura y menos sobre pintura o escultura. "Con once años aproximadamente gané un concurso de redacción en el colegio. A partir de ahí empecé a interesarme por la literatura y posteriormente por la escultura. Mi padre tenía un taller de mecánica industrial y el hierro sin vida me llamaba la atención, me pedía que le diera vida". Así, Andrés comenzó a interesarse por la escultura en hierro, actividad, que aunque ahora no práctica por el coste que suponen los materiales y las dimensiones de las obras, ha estado realizando hasta hace poco tiempo.

Además, este almeriense trabaja la pintura literaturalizada, "todos los cuadros que hago llevan algo escrito, aunque sea una palabra, un mínimo mensaje que deje un camino abierto al espectador para que sepa hacia dónde va el cuadro. Todo tiene que llevar un mensaje, mis obras se mueven en torno a un punto común, la literatura, y ésta va representada en todo lo que hago".

Para Andrés "el arte es un concepto tan bello, hermoso e infinito que sólo puede definirse con el propio arte". Pese a que aún no es bastante conocido, este escritor se considera un artista de los pies a la cabeza y espera seguir empleando su tiempo libre en crear arte. Aunque en su casa no hay ningún artista propiamente dicho, Andrés afirma que su talento le viene de familia, "mi padre y mi tío eran muy creativos, inventaron diversos accesorios y maquinaria dentro de su profesión como maestros industriales".

En cuanto a sus creaciones, salvo la publicación de sus libros, este artista no ha querido vender nada, a pesar de las ofertas que le han ido surgiendo para comercializar sus cuadros y esculturas. "Todos mis trabajos son únicos y tienen un mensaje interno, algún día quizá tenga que vender alguna obra pero las que tienen un valor sentimental nunca saldrán de mi casa. Si que he donado algunos de mis cuadros pero han sido casos excepcionales, considero que el arte debe estar al otro lado del mercantilismo".

De cara al futuro, a Andrés le gustaría conseguir el premio Nadal, aunque ahora lo más importante para él es acabar su próxima novela El amor del diablo, la cual prevé que esté acabada para el próximo 2011. Más información en: www.andresrubia.com.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios