Las grandes canciones de Queen llenan de nostalgia el Auditorio de Roquetas

  • Los artistas Patrick Lundström, Kenny Leckremo, Pablo Perea y Graciela Armendáriz actuaron el sábado ante unas 800 personas

Pablo Perea, Patrick Lundström y Kenny Leckremo durante el concierto. Pablo Perea, Patrick Lundström y Kenny Leckremo durante el concierto.

Pablo Perea, Patrick Lundström y Kenny Leckremo durante el concierto. / diario de Almería

Fue un espectáculo fascinante con tres horas con canciones de Queen. El público disfrutó de un excelente espectáculo el pasado sábado en el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar con Symphonic Rhapsody of Queen. El espíritu de Freddie Mercury rondó por el escenario, donde cuatro artistas hicieron el repertorio de Queen, ofreciendo una actuación memorable y asombrosa.

Las claves del éxito aparte de cuatro voces excelentes es mezclar el sonido clásico de la One World Symphonic Orchestra con una banda de rock. La mezcla fue explosiva y sonó a la perfección en una noche para recordar a Queen donde se dieron cita en Roquetas unas 800 personas.

Desde el primer minuto hasta el final, el público se mostró entregado a la buena música, a la entrega de unos artistas que poseen unas voces únicas e incluso en algunos temas se complementan. Hubo tiempo a lo largo de tres horas para corear las canciones y en otras ocasiones ponerse de pie y a bailar.

Los grandes momentos de la noche se vivieron cuando sonaron Don't Stop me now, la parte final de Bohemian Rapshody y toda la parte final con We are the Champions y el cierre de A kind of Magic, aunque lo último en sonar fue We will rock you fast. También muy emotiva la interpretación de Barcelona a cargo de Graciela Armendáriz y Patrick Lundström.

El público desde el patio de butacas podía visualizar una orquesta reducida colocada de forma vertical, con seis violines, tres coristas en un nivel superior, dos cellos en un extremo, con una flauta travesera y dos clarinetes al otro lado, y en un tercer nivel había un trompeta, un trombón de varas, con un violonchelo y un teclista. Luego había un gran batería, el guitarrista Jamie Humphries que hizo unos solos excepcionales y un bajista.

En el escenario actuaron Patrick Lundström junto con Kenny Leckremo que estuvieron sobresalientes con sus voces tan potentes y personales y por supuesto destacar a Pablo Perea, artista español que repite una vez más en el espectáculo. Y la voz femenina fue la soprano Graciela Armendáriz que estuvo soberbia en Play the game, Barcelona, We are the Champions y We Will Rock you fast.

Todos los vocalistas dejaron constancia de su potencial vocal, aunque desde el primer momento quedo claro que más que imitar a Mercury sino de hacer sus canciones como propias y mostrarlas al público en directo. Sin duda, el espectáculo es sobresaliente y todo el público disfruta muchísimo con las mejores canciones de Queen.

Destacar también el soberbio juego de luces que en todo momento se mueve sobre el escenario, lo cual le daba mucha más vistosidad al espectáculo. Algunos de los solistas también bajaron al patio de butacas, e incluso algunos otros bajaron las escaleras cantando ante la atenta mirada del público que lo estaba pasando en grande.

Sin duda, estos espectáculos musicales que cada año rinden tributo a una formación tienen una excelente acogida en Roquetas de Mar. Hay un público que le encanta este formato que sin ser un musical siempre reúne los grandes éxitos de una formación musical, en este caso Queen, aunque antes fueron ABBA, por ejemplo.

Sin duda, un éxito absoluto que el público acreditó con grandes aplausos al final de la noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios