El paisaje urbano de Basilico llega al Centro Andaluz de la Fotografía

  • La muestra abarca los siete últimos años del arquitecto y fotógrafo italiano

Ayer dio comienzo la exposición Intercity, de Gabriele Basilico, que abarca los últimos siete años de trayectoria del fotógrafo y arquitecto italiano Gabriele Basilico, ganador de la primera edición del Premio Internacional de Fotografía de Arquitectura convocado por la Fundación Astroc en 2007.

Con esta colección de gran formato, el CAF completa la oferta cultural del verano, junto a la recién inaugurada Huellas, de Humberto Rivas, con la que guarda un extraño paralelismo, ya que ambas reflejan la huella del tiempo aunque de modo muy distinto. Basilico se interesa por la evolución y transformación del paisaje urbano, mientras que Rivas capta ese efecto del tiempo en rostros de personas y paisajes rurales que fueron testigo de la Guerra Civil Española. Hasta el próximo 14 de septiembre permanecerá abierta al público en horario habitual y todos los días.

Basilico capta con su cámara diversas ciudades del mundo como San Francisco, Barcelona, Estambul, Buenos Aires, Lisboa, Nápoles, Beirut y Moscú. En esta última metrópoli, desarrolla un trabajo inédito y aún en proceso, donde ha fotografiado las siete torres estalinistas construidas entre 1947 y 1953, durante los últimos años de mandato del dirigente soviético.

La comisaria de la muestra, Oliva María Rubio que ayer presentaba la exposición junto a Pablo Juliá, director del CAF, mantiene que "Gabriele Basilico lleva treinta años haciendo fotografía de arquitectura, con predilección por el paisaje urbano. Aunque su trabajo se centra en la forma de los edificios, en las fachadas, esquinas, superficies, volúmenes y profundidad, también se dirige a lo que se halla fuera de la línea del horizonte y que contribuye al 'diseño' del espacio urbano: señales de tráfico, vallas publicitarias, autovía, cruces de carreteras".

Este profundo interés por la arquitectura empezó en 1978, año en que acomete su primer trabajo fotográfico de carácter arquitectónico, centrado en el extrarradio de Milán. Desde entonces no ha dejado de viajar por todo el mundo interrogando la arquitectura de las ciudades que ha visitado. Una investigación que le ha llevado a fotografiar especialmente ciudades en transformación, aquellas en las que los signos de los cambios se hacen evidentes."

A través de planos picados y contrapicados, la nitidez del entorno del blanco y negro y el gran formato, el fotógrafo nos descubre imágenes insólitas y nos invita a una contemplación pausada de la ciudad.

Basilico ha acotado el rostro de la arquitectura urbana y penetrado en su interior tanto desde la altura, con el contorno y el perfil de los edificios, como a ras de suelo a través de fachadas, esquinas y otros elementos entre los que destacan puentes, estaciones, autovías, cruces de carreteras, señales de tráfico y vallas publicitarias.

A través del diseño urbano y de la configuración arquitectónica, el artista italiano testimonia la transformación y evolución de las urbes mediante un trabajo donde subyacen aspectos no muy distantes de la antropología.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios