Acontecimiento musical en campohermoso Música variada para todos los gustos

6.000 personas disfrutan con la música de Macaco en el Festival Espantapitas

  • En la noche del viernes también actuaron El Lunático, Tucara con Alba Molina y los franceses La Phaze · Entre los asistentes a Festival se encontraba el director general del IAJ, Raúl Perales, y el alcalde nijareño, Antonio Jesús Rodríguez

En la primera noche, la propuesta musical de Macaco, que presentaba en Almería su último trabajo musical, Puertopresente, se convirtió en el gran concierto de la noche con un público que superaba las 6.000 personas. Junto al músico catalán y su banda, la noche estuvo encabezada por Tucara, el dúo que forman Alba Molina y uno de los ex miembros de O' Funk' illo, y el grupo de pop aflamencado El Lúnatico.

Con buena parte de las entradas y abonos vendidos en el día del festival, las colas en las taquillas fueron una constante desde primera hora de la tarde. Era el momento de visitar las exposiciones del proyecto Desencaja, una iniciativa del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) para impulsar la creatividad de los jóvenes artistas andaluces, los talleres de reciclaje, fútbol chapas, radio y prevención, impartido por la Cruz Roja. Poco antes de que comenzaran los conciertos hubo un espacio para la producción audiovisual con la proyección de distintos cortometrajes, entre ellos El viaje de Said.

Ya a las 21.00 horas el grupo almeriense El Lunático era el encargado de inaugurar el escenario principal de la cita, el escenario IAJ, dedicado a la institución andaluza por su decidido apoyo en cada una de las ediciones del festival, al que este año ha aportado 60.000 euros.

Con los temas de su segundo disco, Se diga como se diga, el grupo almeriense calentó la primera parte de la noche. Ejemplo de fusión, El Lunático se movió entre el rock y el flamenco con temas como CalleValdivia, que cerró su actuación.

Tras El Lunático, el escenario IAJ recibió a Alba Molina y Andreas Luzt, Tucara. Los dos músicos, creadores de No quiero quitar mis ojos de ti, canción que acompaña la campaña de publicidad de turismo de la Junta de Andalucía, pusieron a bailar al público de Espantapitas "con todo lo que sea mezclar pero sureño" en su primer concierto en la provincia de Almería.

El gran momento de la primera noche del Escenario IAJ llegó con Macaco y su Puertopresente, nombre que da título al último disco del cantante catalán.

Con una trabajadísima puesta en escena, Macaco y sus músicos ofrecieron casi dos horas de concierto un actuación repleta de energía donde no faltaron los constantes juegos con el público. Coreografías y visuales acompañaron a la decena de músico con los que se acompañó Dani Carbonell. Puertopresente fue el primero de los temas de una actuación en la que Macaco intercaló sus grandes clásicos, Mama tierra o Moving, con los temas de su último trabajo para cerrar con Con la mano levantá.

"Espantapitas es un festival maravilloso con gente maravillosa que comenzaron cuando yo empezaba y ninguno teníamos un duro", reconoció el músico en una rueda de prensa previa al concierto. "Me alegro de que se hayan caído ciertos esterotipos sobre mí y que ahora en las radios supuestamente comerciales me haya convertido en número de las listas", explicó a los medios y repitió durante su encuentro con el público en el escenario IAJ.

Entre las miles de personas que en la noche del viernes bailaron al ritmo de Macaco se encotraban algunos de los representantes de las instituciones que apoya este festival que busca promocionar la cultura en su sentido más global.

"El Instituto Andaluz de la Juventud vuelve a apoyar este festival que supera lo musical, se trata de un encuentro con la cultura, el debate, la reflexión, el debate, el encuentro y la esperanza", señaló Raúl Perales, director general del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ). Junto a él, la responsable de la institución en Almería, Anabel Mateos, subrayó la importancia de la supervivencia de Espantapitas "en un momento en el que otros festivales mueren".

Por su parte, el alcade de Níjar, Antonio Jesús Rodríguez, se felicitó por la vuelta de Espantapitas a la comarca de Níjar y afirmó la apuesta de su equipo de gobierno por la continuidad de este festival en Níjar. María José Herrada, concejal de Juventud de Níjar, subrayó las posibilidades del festival en el nuevo recinto, "uno de los mejores de su historia", y felicitó a las decenas de jóvenes voluntarios que participan en la cita.

Tras Macaco, el Escenario IAJ, fueron los franceses La Phaze, y su sonido y su base de drum and base, los encargados de cerrar la primera noche de Espantapitas antes de la sesión de minimal del dj Ismael Sánchez.

Junto a la propuesta del Escenario IAJ, Experiencia Espantapitas volvió a ofrecer un amplia selección de música electrónica en el Escenario Pitaco.

Media docena de disck jockeys, entre los que se encontraban Dj Orozko, Blacky, RT Familia, Delicuenteseries, Korazón Krudo, Emepelaez y el almeriense Rastafunk, pusieron en escena diferentes fórmulas, del reggae al funk pasando por el rap, con la electrónica como principal ingrediente. En total unas 6.000 personas asistieron a una noche en la que la cultura, desde la más cercana a la más lejana, se dieron cita en un festival hecho por jóvenes de la provincia de Almería de una forma voluntaria y altruista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios