Los Moros y Cristianos honran a San Sebastián

  • La localidad celebró ayer la primera concentración de las agrupaciones y la tradicional bajada del santo

  • Sentido pregón de Yasmina Romera a Arturo Domínguez

Llegó el día. Ese que muchos gergaleños tienen señalado en rojo en su calendario. San Sebastián vuelve a ser el centro de atención, vuelve a ser agasajado y honrado por todos los fieles. Y es que en la tarde de ayer, el municipio de la comarca del Nacimiento acogió el preludio de lo que serán las fiestas los próximos 19, 20 y 21 de enero con multitud de actos, con el tradicional desfile de las Agrupaciones de Moros y Cristianos desde la plaza del pueblo hasta la ermita de San Sebastián.

Un arraigado evento que recuerda a todos los asistentes que la valiente villa de Gérgal fue de las pocas que plantó cara en el siglo XV a un poderoso ejército que lo pretendía conquistar, haciendo honor al apodo de su Sultán Al Zagal.

Un acto que también sirve para calentar motores a los vecinos que durante los próximos días tendrán este traje como uniforme oficial de la festividad de su pueblo. Como es tradición, se bajó al Santo de su hornacina y las reinas le cambiaron la banda y los vecinos participantes vibraron con la imagen de San Sebastián.

En esta ocasión, el encargado de leer el esperado pregón de fiestas fue para Yasmina Romera, que emocionó a todos los asistentes con un discurso cargado de emotividad y que entroncó con la pasión que los gergaleños tienen por San Sebastián y los Moros y Cristianos. Además este año en el pregón también hubo un sentido recuerdo para Arturo Domínguez a título póstumo, un gergaleño muy vinculado con el mantenimiento de esta tradición.

Pese a registrarse unas gélidas temperaturas, la devoción de los vecinos permitió alcanzarse una alta participación que se repetirá durante los tres días grandes de los festejos en honor a San Sebastián cuando se sucederán las relaciones de moros y cristianos , las batallas en la cuesta del Castillo o los desfiles por las calles del municipio, así como las reuniones de amigos, vecinos y visitantes.

Los actos prosiguen el 16, 17 y 18 con solemnes triduos en su ermita y ya el viernes tendrá lugar la procesión del santo y el pistoletazo de salida a tres días de tradición, pasión y devoción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios