Porcelanos,esclavos, cafés y hermanos del Señor de la Caja

  • Los actos previos se han sucedido 40 días para iniciar las bellas procesiones velezanas

Paralelamente a los actos conmemorativos del día de la mujer, Vélez Rubio daba el pasado 8 de marzo el pistoletazo de salida a su Semana Grande, que aquí, entre pregones, novenas, cenas de hermandad, traslados de imágenes y procesiones… se alarga unos 40 días. A las 8 de la tarde, en una Iglesia de la Encarnación que se quedó pequeña para albergar a los cientos de velezanos que no quisieron perderse el acontecimiento, tenía lugar el descubrimiento del Cartel de la Semana Santa 2014 y la posterior lectura del pregón, pronunciado este año por el joven Juan Miguel Olivares Merlos, cuyas palabras, cargadas de emotividad y sentimiento, conmovieron los espíritus presentes, convirtiendo el incomparable marco barroco en un mar de lágrimas cofrades.

La elección del cartel ha corrido en esta edición a cargo de la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón y de los Afligidos, cuya junta directiva eligió el pasado mes de diciembre de entre las fotografías presentadas al concurso convocado para tal fin, una instantánea de Lázaro Martínez, que muestra un perfil de la imagen titular de esta cofradía ante el altar mayor del templo parroquial egetano.

A partir de aquí las actividades de las hermandades y cofradías se han sucedido sin descanso, destacando entre ellas, por su carácter de unidad y ayuda al prójimo, el concierto que el pasado viernes 4 de abril ofrecieron las bandas de tambores y cornetas a favor de Cáritas Parroquial. Lleno hasta la bandera, que el director de esta organización, Manuel Rapallo, agradeció profundamente en nombre de los más necesitados del municipio.

Como acreditan los centenares de colgaduras que pueden verse en sus balcones, Vélez Rubio está ya preparado para recibir a su Semana Santa. Semana que dará comienzo el próximo viernes cuando Nuestra Señora de los Dolores haga su aparición en la Plaza de la Encarnación, para recorrer a las espaldas de sus costaleros las calles aledañas al templo en lo que aquí se ha dado en llamar "vuelta chica". Como novedad la virgen lucirá este año un fajín donado por el General de División Ilmo. Señor D. Fernando Pérez-Íñigo Quintana.

La Semana Grande ha llegado y los desfiles procesionales se suceden ya sin solución de continuidad. El Domingo de Ramos, a las 12:00 de la Iglesia de la Inmaculada, parte el cortejo de palmas y ramos de olivo que, junto a una amplia representación del pueblo hebreo, acompaña a la "borriquita" por las calles del municipio, engalanado para la ocasión.

Y tras el alborozo, el silencio. El Miércoles Santo Vélez Rubio se tiñe de gris y grana, colores de los nazarenos que acompañan al Stmo. Cristo del Perdón y a su madre la Virgen de la Esperanza, ante el recogimiento a que tan solemne desfile incita a velezanos y visitantes.

El Jueves Santo, a partir de las 20:00, sale a la calle la Oración en el Huerto con Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen de la Amargura, precedidos de decenas de nazarenos enfundados en túnicas moradas y seguidos de similar número de mantillas. Tras ésta hace su estación de penitencia Nuestra Señora de los Dolores acompañada de Nuestro padre Jesús de la Amargura. Nazarenos de blanco y negro, lo que les ha valido el sobrenombre de "cafés".

Una vez recogidas las procesiones de la tarde, a eso de las dos de la madrugada, el Nazareno, portando ahora la cruz sobre sus hombros, es llevado de nuevo a la Encarnación donde recibirá la sentencia de Poncio Pilatos que lo condena definitivamente a muerte. Es la procesión de las cruces.

Y tras la larga "madrugá", en lo que probablemente sea la noche más intensa del año, el Viernes Santo, a las 12:30, el Señor de la Caja (una talla dieciochesca de Cristo yacente que suele atribuirse a la escuela de Pablo Rojas) parte de la Iglesia de San José ( donde ha sido velada desde las siete de la tarde del día anterior) para ser trasladado a hombros de los hermanos de la recientemente constituida Hermandad de la Santa Vera Cruz y Sangre de Cristo al templo de Encarnación, donde tendrá lugar la solemne celebración del Enclavamiento, besapiés y homenaje a la Cruz. A las 17:00 tiene lugar el desenclavamiento del Señor durante los Santos Oficios, tras lo cuáles esta misma imagen toma las calles del municipio, seguida de un nutrido número de mantillas, y acompañada por las tallas marianas de del resto de las hermandades, así como una representación de cada una de ellas. De madrugada, la Soledad, de nuevo el silencio (roto únicamente por el redoble de un tambor hermano), la oscuridad, el silencio.

Sábado de Gloria, entierro de la Sardina, que anuncia el fin de la abstinencia carnal y la inminente resurrección de Cristo. Resurrección que se celebrará en la jornada siguiente con la procesión gloriosa del resucitado que alcanza su máximo esplendor al encontrarse en la plaza de la Encarnación con su madre la Virgen de la Esperanza. Mantillas blancas, palomas al vuelo, himno nacional, marchas alegres y el tradicional "Guapa, guapa" que la Agrupación Musical del Santísimo Cristo del Perdón y los Afligidos acostumbra a dedicar a la virgen en este día, ponen el broche de oro a la Semana más Grande de Vélez Rubio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios