España registra tres mutaciones del virus de la gripe A con un muerto

  • Las autoridades sanitarias aseguran que las modificaciones no tienen relevancia de salud pública y no se han registrado transmisiones · En dos casos se trata de la misma variante detectada en Noruega

El Ministerio de Sanidad y Política Social ha registrado tres casos de mutaciones del virus de la gripe A en España. Uno en un paciente que presentó resistencias a oseltamivir (Tamiflu). Los otros dos en pacientes con la misma mutación del virus registrada en Noruega. Uno de ellos ha fallecido. Sin embargo, la OMS ha frenado una posible alarma por estos casos de mutación y asegura que estas modificaciones "no tienen relevancia de salud pública". Ildefonso Hernández, director general de Salud Pública y Sanidad Exterior, hizo este anuncio durante la presentación de la tercera parte de la campaña informativa de Sanidad sobre la pandemia. El paciente con mutación resistente al Tamiflu fue tratado con zanamivir, y sigue con vida. "Ésta es una mutación que se ha dado en una persona que ya estaba en tratamiento y que es igual a la cepa que se ha ido descubriendo en todo el mundo", agregó Hernández.

Igualmente, señaló que "se trata siempre de casos que ya estaban en tratamiento, y no se ha advertido de la transmisión de ese virus mutado". Sin embargo, por el momento se han descrito en Gales y en Carolina del Norte dos agrupaciones de transmisión en pacientes afectados por la mutación conocida como la H274Y o H257Y, pero se dio en pacientes inmunodeprimidos, "lo que es esperable".

De los otros dos pacientes con la mutación detectada en Noruega, de la que se descarta que agrave las consecuencias respiratorias de la infección, uno falleció a causa de la enfermedad y el otro tuvo un cuadro leve. Hernández explicó que desde la OMS ya se ha advertido que esta modificación "no tiene relevancia de salud pública". Es más, explicó que "esta mutación se ha dado en muchos países del mundo y se va a seguir dando, porque el virus de la gripe muta con frecuencia sin que tenga relevancia".

En referencia a las dos muertes fetales ocurridas durante el primer trimestre de gestación y tras vacunarse contra la gripe A, recordó que "los estudios son a largo plazo y todavía no han finalizado. No obstante, añadió que, aunque "es prematuro, en este caso, que es muy improbable que se relacione con la vacuna".

De esta manera, declaró que "hay que esperar a que la Agencia Española del Medicamento publique un informe definitivo", indicando que el sistema de farmacovigilancia está "muy activo", ya que "se ha estipulado recoger cualquier evento que pudiera estar relacionado con la vacuna".

Al mismo tiempo, mostró su agradecimiento a las sociedades científicas de Atención Primaria y Salud Pública, así como a las organizaciones profesionales, que están dando un mensaje "unánime" sobre la importancia que tiene la vacunación.

Por otra parte, también ha habido buenas noticias en relación a la pandemia. Y es que la actividad gripal en España ha bajado por primera vez desde que comenzó la enfermedad por el virus A/H1N1 el pasado mes de abril. Según los datos de los que dispone la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, relativos a la semana del 22 al 28 de noviembre, se produjo un descenso de contagios del 32% con respecto a la semana anterior.

Tal y como detalla la información remitida por la Red de Médicos Centinelas del Sistema de Vigilancia de Gripe, en este periodo se han producido unos 108.907 casos de gripe de los que el 96,6% fueron provocados por el nuevo virus, con una tasa de contagio de 243,71 casos por 100.000 habitantes, cien puntos menor que los 371,6 casos por 100.000 habitantes de la semana anterior, cuando se produjo "el pico máximo de incidencia" hasta el momento.

Sin embargo, los autores de este informe semanal advierten que "el descenso definitivo de la onda pandémica gripal deberá ser confirmado con la evolución de la misma en las próximas semanas".

A nivel geográfico, el descenso de la actividad gripal se manifiesta por primera vez en Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana y Melilla, mientras que Baleares y Ceuta siguen señalando una evolución creciente en su actividad gripal y Asturias señala una estabilización de la misma.

En su distribución por grupos de edad, se observa un descenso significativo en las tasas de incidencia de gripe para los grupos entre 0-4 años y entre 5-14 años. No obstante, según el informe de la Red de Vigilancia, la incidencia disminuye también el grupo de personas mayores de 64 años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció ayer que el pico de la transmisión del virus de la gripe H1N1 está a punto de llegar a España, Italia y Portugal. Según el recuento y evaluación semanal que realiza la agencia sanitara, la enfermedad está a punto de llegar a su peor momento en tres de los países meridionales de Europa, así como en Suecia y Dinamarca. En Bélgica, Islandia, Irlanda, Holanda, Noruega y Gran Bretaña, el punto de más actividad del virus de la nueva gripe ya ha pasado. En toda Europa, el número de fallecidos por gripe A se eleva a 918, y en el mundo asciende a 8.768 personas. La OMS ha dejado de proporcionar el número de personas infectadas con el virus. Según el mismo informe, la actividad del virus ya está declinando en Norteamérica, aunque todavía es activo en las zonas templadas de Asia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios