Prisión para los porteros acusados de la muerte de un joven en Madrid

  • El Ayuntamiento ha anunciado el cierre de la discoteca El Balcón de Rosales, a cuyas puertas ocurrió la agresión y que ya cuenta con denuncias por "infracciones"

Comentarios 11

La titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid decretó ayer la prisión provisional comunicada y sin fianza de los vigilantes de la discoteca El Balcón de Rosales, en el madrileño distrito de Moncloa, que responden a las iniciales Antonio S.S., David S.G. y David A.A., por un presunto delito de homicidio.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, a partir de este momento será el Juzgado de Instrucción numero 43 de Madrid quien disponga del procedimiento y continúe la instrucción del caso, en el que se ha decretado el secreto de sumario.

Durante el día de ayer, y al margen de las declaraciones, que se extendieron por espacio de más de tres horas, el juzgado practicó ocho ruedas de reconocimiento encaminadas a la identificación por parte de los testigos de los supuestos autores del homicidio de Álvaro Ussía, de 18 años, ocurrido durante la madrugada del pasado sábado junto a la discoteca El Balcón de Rosales.

El presunto autor material de la muerte de Ussía, Antonio S.S., declaró ante la jueza que se cayó encima del fallecido por "accidente" después de que éste le agarrase en el forcejeo que mantuvieron en el exterior del local y tirase hacia él cuando se desplomó en el suelo, negando haberle golpeado.

"Se trató de una caída fortuita. Hay que tener en cuenta que Antonio pesa más de 100 kilos", aseveró su abogado defensor, José Carlos Paños. "No son matones ni ogros. Son personas normales que tratan de ganarse un sobresueldo. Ni unos son tan malos ni otros tan buenos", apostilló Paños, quien puntualizó que uno de sus clientes tiene un antecedente policial por hurto y otro por lesiones.

Según el defensor, sus clientes explicaron a la jueza que hubo un altercado en el interior de la discoteca en el que participó Ussía y uno de los empleados de seguridad. Este portero era Antonio S.S., quien agarró a la víctima y a uno de sus acompañantes para sacarles fuera de la discoteca. El incidente se inició cuando uno de los amigos de la víctima tropezó con una chica, que resultó ser la ex novia de uno de los porteros.

Los otros dos empleados de seguridad acusados se encontraban en las puertas del local y, al ver a Antonio S.S. con los dos jóvenes, trataron de mediar e intentaron separarles. "Los chicos estaban muy alterados", recalcó Paños, quien insinuó que podrían haber "tomado algo" dentro de la discoteca. Entonces, Álvaro se cayó al suelo y, al tener agarrado por un hombro a Antonio S.S., le arrastró hacía él.

Ayer también se conoció la versión, según informó la Cadena Ser, de un juez que se encontraba tomando unas copas con unos amigos cuando al salir del local observó la agresión. Inmediatamente, se acercó al grupo, compuesto de "tres personas que golpeaban a un cuarto, que estaba en el suelo" e intentó parar la paliza. Tras identificarse como juez, los agresores le respondieron con rotundidad: "Ni juez ni hostias, a ver si te vamos a dar a ti también". Fue entonces cuando el magistrado llamó a la Policía, y cuando ésta llegó y fue identificando uno por uno a los tres agresores, el juez interpuso una denuncia contra los tres por desobediencia a la autoridad judicial.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid va a rescindir la concesión administrativa a la discoteca El Balcón de Rosales, mientras que el Gobierno regional prepara un decreto que regulará aspectos como la seguridad en esos establecimientos.

La decisión del Ayuntamiento llega rodeada de polémica, puesto que la Policía Municipal llevó a cabo el 12 de octubre una inspección en el local que acabó con un informe sobre "graves infracciones". Además, la oposición socialista asegura que desde 2005 la discoteca ha acumulado 47 denuncias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios