CRÍTICA VIDEOJUEGOS

Ganando peso

Wii Fit Plus | Nintendo | +3 | 19,95€ | Wii

Si algo garantiza el éxito en este ecuménico y selvático entramado industrial del videojuego que nos alimenta según las mareas de la oferta y la demanda, es el providencial sentido de la oportunidad de las compañías. Y si algo ha demostrado Nintendo en esta séptima generación es que cuando quiere, es oportuno como él solo.

Cercana a unas fechas en que los kilos habrán de sumarse con trágica inevitabilidad, nos llega la expansión del juego que hoy por hoy ostenta el máximo crédito en el género del fitness (que body building queda muy de los 90). Se trata de Wii Fit Plus, esperable ya desde la salida hace unos 20 meses del paquete original con la Wii Balance Board (la famosa tabla que mide nuestro peso  y centro de gravedad), que adolecía de alguna que otra carencia, a pesar de que contara con el innegable factor revolucionario, y de que sedujera a cantidades masivas de usuarios en busca de una excusa para mejorar su físico de la forma menos tediosa posible. Aquellas carencias, y alguna más, son las que soslaya esta asequible expansión del título original.

Así, aparte de 15 nuevos minijuegos y tres ejercicios extra de yoga y tonificación, encontramos un sinfín de nuevas opciones, desde la cuantificación de calorías desechadas con cada ejercicio (o, en sentido inverso, el informe de calorías que acumulamos, con sólo introducir los datos de nuestra dieta), hasta recomendaciones de grupos de ejercicios-minijuegos en función de nuestro objetivo.

Algo realmente importante ya que, por enunciar algunos ejemplos representativos, perder peso , fortalecer una zona del cuerpo y hacer ejercicios recomendables para hipertensos, son metas que exigen diferentes procedimientos físicos.

Entre otras opciones, el nuevo Wii Fit Plus también nos permite predefinir nuestras propias tablas de ejercicios para llevarlos a cabo cada día sin necesidad de perder tiempo, acceder en modo multijugador a algunas de las pruebas, y valorar pequeños cambios de peso  en la Wii Balance Board, lo que permitirá a los más curiosos conocer la carga de sus mascotas, y a los padres primerizos saber si el pequeño ha puesto algunos gramos durante la semana.

Para los próximos Reyes Magos queda el deseo de nuevos accesorios que faciliten la toma de variables alternativas al peso  y el centro de gravedad, algo que nos permitiría personalizar aún más los ejercicios e incluir nuevas categorías. De lo que no cabe duda es de que la franquicia Wii Fit, presentada en sociedad como la respuesta definitiva a nuestros excesos, continúa ganando peso  en la industria a cada entrega. Paradójicamente, claro está.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios