'Mira la vida', las mañanas con acento andaluz

  • Mariló Maldonado presenta el magacín matinal de Canal Sur, que mantiene un 13% de audiencia en su octava temporada

Hacer un programa divulgativo en una cadena pública supone todo un reto con los tiempos que corren. Y más si pretendemos, como ha dicho en alguna ocasión el director general de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), Pablo Carrasco, hacer "una televisión pública con público". Pero para todo hay excepciones. Una de ellas, en este sentido, es el espacio matinal Mira la vida, presentado por la malagueña Mariló Maldonado. En su octava temporada, este magacín de actualidad continúa fiel a su 13% de media de audiencia. Un dato para estar orgullosos, y más teniendo en cuenta que en ningún momento pierden de vista su vocación de servicio público.

El espacio comenzó su andadura hace ocho años de la mano del periodista cordobés Rafael Cremades, al que Mariló -que hasta entonces ejercía como copresentadora- relevó hace un par de años.

Producido por Atrium Digital y Andalucía Televisión Producciones, Mira la vida ha conservado desde su nacimiento sus objetivos fundamentales y estructura general, a pesar del tiempo transcurrido. Así, el espacio comienza diariamente con la sección A primera hora, en la que se abordan las dos o tres noticias más importantes de la jornada con la abogada Adela Utrera y el inspector de policía Juan Antonio O'Donell.

La información, de hecho, juega un papel fundamental en este programa no sólo con este primer acercamiento sino también a través de la Mesa de actualidad, en la que participan varios colaboradores que van cambiando a lo largo de la semana, así como Última hora, en la que se analiza la evolución y se intentan dar algunas conclusiones a las noticias del día.

Pero el debate no se reduce a la esfera y la opinión de invitados y colaboradores; cualquier espectador que lo desee puede exponer su caso o realizar alguna consulta a través del teléfono, sms o internet, a través de la página web miralavida.canalsur.es.

Los temas de salud, derechos y obligaciones del ciudadano, consumo y ocio están, en esta octava temporada, más presentes que nunca. También se ha reforzado la vertiente de servicio público a través de la participación ciudadana y en detrimento del protagonismo de un pueblo andaluz cada día, lo que suponía ahondar en sus costumbres y peculiaridades concretas que no tienen por qué ser igual en otros puntos de Andalucía.

Como apunta Mariló Maldonado, se trata de uno de los pocos espacios en la televisión actual en el que los espectadores pueden entrar a participar en directo por teléfono y participar en los debates. Además, con sólo una llamada el público cuenta con la posibilidad de contar su testimonio, exponer su situación o realizar una pregunta al equipo de profesionales, entre los que hay un médico, el doctor López Trigo, la abogada Adela Utrera, el policía Juan Antonio O'Donell y otros tantos especialistas en diversos campos. Natalia Roig se encarga de poner el punto de humor a las mañanas con el repaso al programa Se llama copla y otros temas de ocio. El cocinero Dani Álvarez, por último, muestra cómo se elaboran las más sabrosas recetas.

Todo ello da como resultado "muchos programas en uno", como lo define la propia presentadora. Para Mariló, esta mezcolanza le permite "tocar muchos palos como comunicadora" y ofrecer varios registros como profesional, desde el más ligero hasta el más realista y emotivo cuando se exponen casos verdaderamente dramáticos de, por ejemplo, personas discapacitadas con problemas de integración o en situaciones extremas, como a punto de ser deshauciados de sus casas. "En Andalucía hay temas de actualidad muy fuertes ahora", comenta la conductora de Mira la vida, "Para tratarlos y pasar de uno a otro más banal hace falta desde luego una preparación psicológica. A mi me ha pasado, estar completamente emocionada en una entrevista; pero no he podido romper a llorar hasta que no se ha apagado el piloto rojo de la cámara".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios