Daniel Luque deja destellos en su confirmación en la Monumental Plaza México

  • El matador de toros de Gerena toreó deshidratado, afectado por una dolencia estomacal y sufriendo el mal de altura

El matador de toros de Gerena Daniel Luque, tuvo destellos de calidad que apreció el público, pero fue el mexicano José Luis Angelino, el que cortó la única oreja concedida en la séptima fecha de la campaña 2009-2010 en la Monumental Plaza México.

El también mexicano Guillermo Capetillo, con mal lote fue abucheado por el público. Con una entrada calculada en unos siete mil espectadores, se lidiaron seis toros de la ganadería de Julián Hamdan, de diverso tipo al igual que en condiciones de lidia, en tarde fría y en momentos con viento.

El primero de la suelta, con buena clase, salió lastimado de la pata izquierda y al caerse deslució todo el conjunto. Bueno el quinto de la tarde, y el sexto no ofreció dificultades.

Guillermo Capetillo, padrino de confirmación del doctorado de Daniel Luque en ruedos mexicanos, no tuvo un buen lote, sin embargo, la gente no le perdonó nada y como el torero, sin toros a su corte lució un tanto apático, le cayó encima y le pitó fuerte en ambos toros, segundo de la devolución de trastos y cuarto.

El matador mexicano José Luis Angelino, anduvo con más disposición tanto en el tercero como en el quinto, este el mejor astado del encierro. En el tercero fue aplaudido y en el quinto, un trasteo de menos a más con series bien estructuradas para terminar con corte de una oreja, que un sector pequeño del público le protestó.

Daniel Luque, se presentó y tuvo destellos de buena clase con el capote en el primero, el toro de la confirmación.

Igualmente su destellos con la muleta causaron buena impresión. Mató pronto y saludó en el tercio. Mejor en el sexto, en que pese a mostrar un malestar, logró series que penetraron en el ánimo de la galería, pero falló con el acero y todo quedó en ovación.

El toro de la alternativa mexicana de Daniel Luque fue bautizado en la tablilla como "Sangre nueva" y dio en la báscula en vivo 554 kilos. Luque toreó con dolencias estomacales sumadas al mal de altura. Pasó a la enfermería para ser examinado antes de salir el sexto de la tarde, con síntomas de deshidratación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios