La UAL distingue a Sebastián Dormido con un Honoris Causa

  • El profesor ha contribuido a la consolidación de la autonómia Ha puesto en marcha de laboratorios virtuales y remotos, y la aplicación de tenologías de la informática

El catedrático del Área de Ingeniería de Sistemas y Automática en el Departamento de Informática y Automática de la UNED, Sebastián Dormido Bencomo, ha sido investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Almería en un acto presidido por el rector de la UAL, Pedro Molina. El reconocimiento al profesor Dormido viene a "gratificar" su ejemplo como docente e investigador "por lo que tiene de modélico para una universidad joven que quiere reflejarse en personalidades punteras y emblemáticas" dentro de sus respectivos ámbitos del saber, como indicó el rector.

Dormido Bencomo destaca por sus contribuciones en investigación básica y aplicada en Automática, en campos como los sistemas de muestreo adaptativo, el modelado orientado a objetos de sistemas dinámicos de gran complejidad, el desarrollo de una nueva concepción de laboratorios virtuales y remotos para la enseñanza de la Automática, así como por su esfuerzo, trabajo y dedicación por la consolidación y desarrollo de esta materia en España.

En su discurso de investidura, el reputado investigador señaló que la Automática se ha convertido, en apenas 70 años, en un campo "muy dinámico y motivador", siendo la primera disciplina técnica que trasciende las fronteras de las ingenierías tradicionales (mecánica, civil, eléctrica, química y nuclear) y cuya labor resulta crucial en la generación y transmisión de energía, en el control de procesos, en la fabricación de bienes y equipos, en la comunicación, en el transporte e incluso para el entretenimiento y el ocio. El grueso del discurso del nuevo Honoris Causa de la UAL, que se suma a la pléyade de autoridades que también ha recibido este título honorífico (el catedrático de Estadística de la Universidad de Sevilla, Antonio Pascual Acosta, presidente de la Academia de Ciencias Sociales y del Medio Ambiente de Andalucía y responsable de la creación en 1993 de las universidades de Almería, Huelva y Jaén cuando ocupaba la consejería de Educación y Ciencia de la Junta; los catedráticos de Historia Económica Jordi Nadal y Albert Broder, considerados como dos de los mejores historiadores económicos europeos; el ex rector de la Universidad de Granada y catedrático de Derecho Penal de la UGR, Lorenzo Morillas; el ex presidente andaluz Rafael Escuredo; el catedrático jubilado de Derecho Civil de la Universidad de Barcelona, el profesor Agustín Luna Serrano; el lingüista Humberto López Morales; el matemático Freddy Van Oystaeyen; el científico y biólogo de origen almeriense Ginés Morata; el hispanista francés Bernard Vincent y el ex ministro de Educación y ex director general de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza), ha versado sobre los "intereses contrapuestos" que se plantean en la universidad entre la investigación y la docencia.

Dormido planteó distintos interrogantes. Entre ellos, cuánto se investiga y cuánto se enseña, dónde está el equilibrio que debe mantener un profesor entre ambas actividades o cuál debe ser la función preferente de la universidad, si enseñar o investigar. "En primer lugar habrá que decidir qué queremos hacer en docencia e investigación y después intentar hacerlo con calidad, que por otro lado nunca podrá ser la misma para todas las instituciones universitarias. En segundo término, muchos pensamos que existe y seguirá existiendo una misión cultural en las universidades que incluyen la transmisión de conocimiento y valores a la sociedad, así como un compromiso en la resolución de problemas que afectan al entorno donde cada centro se localiza", explicó.

Con una amplia experiencia docente e investigadora (Dormido Bencomo lleva 45 años enseñando en la Universidad, más de 30 de ellos en la Universidad Nacional de Educación a Distancia), el nuevo Honoris Causa de la UAL destacó en su intervención la "necesidad de cambiar el modelo de una docencia centrada en la enseñanza a una docencia centrada en el aprendizaje", porque para que los estudiantes aprendan de una forma significativa, estos "deben estar activamente comprometidos en su propio proceso de aprendizaje", como indicó.

Los docentes, concluyó el profesor Dormido, "deben enseñar a los alumnos a ser creativos" y a "abordar problemas sin solución conocida o incluso a formular otros nuevos", ya que la mayoría de los doctorandos terminarán abandonando la vida académica para incorporarse a la industria.

En su laudatio, el padrino del nuevo Honoris Causa, el catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la UAL, Manuel Berenguel, habló de la estrecha relación que mantiene desde hace años este profesor con investigadores de la Universidad de Almería. En 2005, por ejemplo, incluyó al grupo de Automática, Robótica y Mecatrónica de la Universidad de Almería en el proyecto AutomatL@bs. Por sus actividades en este proyecto, dicho grupo obtuvo el primer premio al mejor grupo de innovación docente de la Universidad de Almería y el primer premio al mejor grupo de innovación docente de Andalucía otorgado por la AGAE, ambos en la convocatoria 2008/2009.

Desde ese año, Sebastián Dormido colabora intensamente con investigadores del grupo, habiendo realizado numerosas publicaciones científicas tanto en revistas como en congresos internacionales y nacionales, así como un libro docente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios