Induser proyecta nuevas tendencias en envases para un alcance multisectorial

  • Es común ver nuevos formatos en la sección de productos frescos de los lineales

Es común ver nuevos envases en la sección de productos frescos de los lineales de los hipermercados, como vasos, cubos pequeños, y nuevas versiones de envases más tradicionales. Estas tendencias en packaging ofrecen oportunidades muy interesantes para nuevas estrategias de merchandising-estrategias con un alcance multisensorial que hace diferenciarse un producto de los demás. Así lo explican desde a la compañía almeriense Induser, que continúa reinventándose cada día y que con una experiencia de dos décadas de historia, la empresa con sede en el Polígono Industrial La Redonda, en Santa María del Águila, continúa aportando soluciones a las demandas del sector hortofrutícola, diseñando y fabricando líneas automáticas de envasado innovadoras para alimentos especiales.

Las nuevas tendencias en el sector pasan por llamar la atención. La vista es el primer sentido que se ocurre, pero la estrategia visual es más compleja que el simple uso de colores brillantes o imágenes de personajes de dibujos conocidos. La forma de un envase tiene mucho impacto visual, como la ventana transparente que ofrece el cierre film topseal, o la forma llamativa de un mini cubo con asa colorida. La colocación en espacios abiertos, el centro de una estantería, o incluso el medio de un pasillo también atrae mucho los ojos del comprador, explican desde Induser.

Los nuevos packaging ofrecen oportunidades de diferenciación y nuevas estrategiasEl efecto visual es más complejo que el simple uso de colores brillantes o imágenes

Luego está el olfato. Productos con un olor agradable muchas veces se envasan en un recipiente ventilado, y por eso coger una tarrina de fresas o tomates ofrece una experiencia mucha más inmersiva que elegir un paquete de arroz o lata de sopa. Porque el olfato tiene conexiones cruciales al gusto, llama aún más la atención del consumidor.

En cuanto al tacto, el peso de un paquete o la textura de su superficie afectan también a la experiencia del comprador. Igual de importante es la forma del envase, como un vaso fácil de sujetar, o características con valor añadido, como el asa de un mini cubo o bolsa con cierre de zipper, que animan al comprador a interactuar con el producto y facilitan su transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios