FELIPE CAñaDAS. SUBDIRECTOR ENFERMERÍA COMPLEJO hOSPITALARIO tORRECÁRDENAS

"Creo que la actitud es lo que define a esta profesión"

  • Enfermero del Año elegido por los colegiados almerienses, incide en que todos sus compañeros son merecedores de este reconocimiento

Felipe Cañadas recoge el galardón en el acto celebrado en el Colegio de Enfemería de la capital. Felipe Cañadas recoge el galardón en el acto celebrado en el Colegio de Enfemería de la capital.

Felipe Cañadas recoge el galardón en el acto celebrado en el Colegio de Enfemería de la capital. / diario de almería

Ha sido reconocido como Enfermero del Año con el voto de la mayoría de colegiados almerienses de esta profesión, que han destacado la humildad y generosidad que caracteriza a Felipe Cañadas.

-¿Qué supone para usted este reconocimiento?

Ahora estoy centrado en la labor de gestión, pero si es necesario me remango"La formación es esencial. Hay que mejorar día a día porque todo cambia de forma vertiginosa"

-Este reconocimiento lo otorgan mis compañeros. Han sido ellos los que han votado para que reciba esta distinción, y realmente estoy muy contento. Cuando me lo comunicaron no sabía qué decir, y me daba mucha vergüenza tener que manifestar en público lo que esto supone para mi. Sin duda lo primero y lo que tuve más claro es dar las gracias a todos mis compañeros y destacar su labor, porque todos son merecedores igual que yo.

-¿Cómo es el día a día de Felipe Cañadas en Torrecárdenas?

-Junto con otro compañero, me encargo de la subdirección de enfermería del Complejo Hospitalario Torrecárdenas. Plantas médicas, Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), Urgencias, Salud Mental y el Hospital Cruz Roja. Principalmente una labor de gestión para que todo funcione correctamente en las diferentes áreas cuya situación analizamos diariamente.

-Eso implica que ha dejado a un lado la labor asistencial.

-Hecho mucho de menos la labor asistencial. Me gusta mi profesión, y he estado más de 20 años a pie de cama junto a los pacientes, conociendo hasta cual es su comida preferida. Pero ahora estoy en otra etapa de mi profesión y me toca dedicarme a la gestión de la enfermería. No obstante sigo estando junto a mis pacientes y sus familiares y en el momento que sea necesario me remango. Y además me siento como un padre para mis compañeros desde el lugar en el que me encuentro en este momento.

-¿Qué valoración hace de la actual situación de la enfermería?.

-Es una profesión en constante crecimiento y expansión, donde la actitud es la pieza clave. Cualquier problema que surja lo solucionamos. Estamos 24 horas con el paciente. Si creo que deberíamos de reconocer más nosotros mismo la labor que realizamos con el paciente.

-La formación también es otra de las piezas clave en esta profesión sanitaria.

-Es esencial. Tiene un coste incalculable, pero es cada vez de mayor calidad, y debe de ser una realidad porque mejorar día a día es necesario. Todo cambia de forma vertiginosa. Cabe destacar que en el Hospital Torrecárdenas tenemos la Especialidad de Interno Residente (EIR) en Pediatría, Salud Mental y Medicina del Trabajo, en Enfermería.

-Desde que comenzaste a ejercer en 1995, ¿qué destacaría?

-Todos los avances que ha experimentado la profesión. Cuando llegué a la UCI hace 23 años apenas había aparataje y hoy todo es más que sofisticado. Y por supuesto nuestro posicionamiento. Somos cada vez más autónomos e independientes. Si me gustaría destacar que para todos los profesionales sanitarios el paciente es único y nosotros somos un equipo, una cadena en la que todos los eslabones son esenciales. Desde el celador que lleva la camilla, al médico, la persona que se encarga de la limpieza, enfermeros, auxiliares, el personal administrativo... todos somos esenciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios