Diputación busca nuevos yacimientos de agua con sondeos por la provincia

  • La institución supramunicipal colabora con los ayuntamientos en la captacióncon el objetivo de asegurar el suministro en todos los pueblos almerienses

El agua que se encuentra en el subsuelo de la provincia es fundamental para el suministro de agua potable en los domicilios almerienses. El área de Obras Públicas de la Diputación de Almería apuesta por la importancia de los acuíferos subterráneos, que es necesaria en la provincia debido a la falta de disponibilidad de recursos hídricos superficiales.

La institución supramunicipal colabora de forma activa con los distintos municipios de la provincia de Almería en la ejecución de los sondeos y galerías de captación de aguas subterráneas destinados al abastecimiento humano, así como en la realización de los distintos trámites necesarios para la obtención de las concesiones administrativas y las autorizaciones preceptivas de la autoridad minera para la ejecución y puesta en servicio de los mismos.

El diputado de Obras Públicas, Ángel Díaz, considera que "la singularidad de Almería provoca que se tengan que tomar medidas excepcionales, como el hecho de que seamos pioneros en la gestión administrativa para agilizar la compleja tramitación que conllevan los acuíferos subterráneos".

Esta dependencia de los recursos subterráneos se hace aun más palpable en los pequeños núcleos de población del interior de la provincia que se encuentran desconectados de las grandes infraestructuras hidráulicas, como trasvases (Negratín y Tajo-Segura), desaladoras de agua de mar(Carboneras y Almería) y presas de almacenamiento(Benínar, Cuevas de Almanzora y Abrucena), en los que la inexistencia de flujos continuos de aguas superficiales reducen la posibilidad de satisfacer las demandas consuntivas de la ciudadanía al empleo de las aguas freáticas.

Los trabajos de sondeo se hacen desde comienzos de los años ochenta por la Diputación para poner a disposición de los distintos municipios aguas en cantidad y calidad suficientes para garantizar el suministro domiciliario.

Díaz asegura que "debemos darnos cuenta de que las grandes infraestructuras del agua, como las desaladoras y trasvases siempre se piensan de tal manera que primero satisfacen las necesidades de las grandes poblaciones y hemos conseguido implantar un espíritu de efectividad en la gestión de recursos que, también es cierto, no hubiese sido posible sin la administración autonómica".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios