Emociones a flor de piel para cerrar una semana inolvidable

  • Pepe Zoyo ganó el Concurso de Mostos y la novillada a cargo de José Cabrera y Jiménez López fue un éxito

Abrucena muestra todo su esplendor cada primavera con la celebración de la festividad en honor a su patrón San José.

Ayer se cerró una semana que ha vuelto a ser inolvidable para el municipio, donde se han desarrollado un amplio elenco de actividades que han contado con la participación de todo sus vecinos, pero también de otros muchos, visitantes, que acuden cada año a una cita de la que siempre se llevan un gran recuerdo.

El fin de semana comenzó con la ya tradicional diana amenizada por la Banda de Música Musimix y la importante acción social que desarrolla el rastrillo solidario organizado por la Asociación de Mujeres Castillejo en la plaza del pueblo.

En torno al mediodía, comenzaron las actividades de mayor participación, como el VIII Concurso de Mostos, que este año ha tenido como ganadores a Pepe Zoyo en primer lugar, con un espectacular vino blanco, y completaron el podio dos tintos, los de Rubén Fernández y Juan Navarro.

El Concierto de Coros Rocieros de Abrucena y Tarrasa, localidad hermanada con el municipio, y que cada año tiene una gran participación reuniéndose en torno a la Hermandad de San José, se convirtió en un espectacular preámbulo para la tradicional degustación de migas con tropezones en la plaza del pueblo.

La mañana del sábado se completó con una novedad muy bien acogida por todos, y donde los más pequeños fueron los protagonistas, como fue el Encierro Infantil y Exhibición de Salón con los alumnos de la Escuela Taurina de Almería dirigida por el diestro Ruiz Manuel. Los jóvenes toreros de la Escuela simularon una salida desde la placeta de la iglesia hasta la plaza del pueblo, que se erigió como una improvisada plaza de toros. Una actividad con la que disfrutaron niños, pero también tanto o casi más, sus familiares.

El olor a arena y la emoción de los toros llegaron por la tarde con la Gran Novillada, donde el joven almeriense José Cabrera y Jiménez López, ambos banderilleros, lidiaron con cuatro novillos. Posteriormente, los aficionados más valientes, también tuvieron su minuto de emoción saltando al ruedo con una vaquilla que dio por concluida la velada.

La jornada del sábado finalizó con una verbena popular amenizada por la Orquesta Fusión y el Beso de Judas. En el descanso, se entregaron los premios de los concursos antes celebrados, como fueron el de Mostos, Fotografía, y Actividades Deportivas; además del galardón al mejor lector entre los usuarios de la Biblioteca Municipal.

De esta forma, el broche de oro a la semana grande abrucenera llegó ayer con la Santa Misa oficiada por el párroco José Antonio Díaz, y el coro rociero de la Hermandad de San José de Abrucena en Tarrasa.

A mediodía, la concentración de coches en la explanada de Las Chinas y su recorrido, hizo las delicias de los centenares de vecinos que aprovecharon para llevarse el mejor recuerdo de su semana grande.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios