benahadux

Juan Jiménez dice adiós a la alcaldía para centrarse solo en el Congreso

  • Tras 13 años en el cargo, cede el testigo a Mari Carmen Soriano, la más joven del equipo de gobierno "Aumento mi responsabilidad política, pero no abandonaré al pueblo", dice Jiménez

"De la misma forma que he tratado de mejorar la vida de las vecinos de Benahadux, mi trabajo ahora es hacer lo mismo con los almerienses". Juan Jiménez, diputado electo del Congreso, ha dado un paso adelante. El próximo 22 de junio dejará de ser alcalde de Benahadux, un cargo que ha ocupado desde 2003, renovando legislatura tras legislatura la confianza del pueblo. Mari Carmen Soriano, de apenas 32 años, y hasta ahora concejal de Juventud, Medio Ambiente y Vivienda, será la nueva alcaldesa. "En estos cuatro años ha demostrado una gran implicación en la política a pesar de no haber estado liberada. Siempre ha estado dispuesta a formar parte del equipo y comprometerse con el desarrollo del pueblo. Tiene unos valores de tolerancia, generosidad y cooperación. Es capaz y tiene ganas de trabajar", dice Jiménez de su relevo. "Lo va a hacer bien, tendrá el respaldo de todos", agrega. "Me sucede una mujer y no es casualidad. La igualdad ha sido una política constante en todos estos años de trabajo. Desde 2003 puse listas cremallera. No podía ser de otra forma porque se ha intentado hacer visible a la mujer tanto en la política como en el municipio". Ainhoa Reina, otra fémina, será la sexta concejal del equipo de gobierno.

Los cambios fueron aprobados en asamblea el pasado viernes. Se abre un nuevo ciclo y se cierra otro que para Jiménez ha llevado grandes noticias a la localidad: "Yo llegué a la alcaldía en 2003 y desde ahí hasta 2015 ha habido trece años de un trabajo intenso en el que se ha formado un grupo extraordinario de personas. Han sido trece años de trabajo intenso, día tras día y con mucho esfuerzo. La obra más bonita de Benahadux se inicio en 2003 y acabó en 2015, el Parque Central".

En su etapa como primer edil, Juan Jiménez ha pasado grandes momentos. Valora por encima del resto el contacto con la gente: "De ser un desconocido en Benahadux he ampliado mi círculo de amistades muchísimo. Esa es la mejor experiencia que me llevo de la política. Eso espero aumentarlo, porque lo hago es aumento mi responsabilidad política, pero no abandono al pueblo". Sin embargo, los malos momentos también han estado presentes: "La peor de las noticias fue sin duda la pérdida de Elena Hernández, que estuvo 11 años de los trece que he estado como alcalde. Todavía cuando lo recuerdo se me hace un nudo en la garganta. En su memoria hemos seguido trabajando".

Jiménez asegura que seguirá estando a disposición de su localidad: "Soy el secretario general de la agrupación del PSOE de Benahadux y mientras ellos quieran y pueda presentarme me gustaría seguir siéndolo".

Ahora, el reto es hacer para la provincia. Jiménez lo asume con total responsabilidad: "Mi partido decide que yo soy la persona que debo ocupar el número 2 de la lista al Congreso, me lo propone y yo lo acepto con orgullo. Para mi es un honor que mi partido haya pensado en la agrupación de Benahadux y su alcalde para que esté en el Congreso de los Diputados". El trabajo está claro: "Para nosotros, el ser almeriense, entendiéndolo como nacer o vivir en Almería, es fundamental para representar a tu provincia. Eso te lleva a tener un compromiso mayor. Yo cuando estoy fuera pienso en mi pueblo y en mi tierra, no pienso en Guadalajara".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios