Médicos del Mundo busca sede para atender a las prostitutas

  • La asociación les dará soporte sanitario en los clubes de alterne, cortijos e invernaderos a través de una unidad móvil gracias a un acuerdo con Cajamar

Médicos del Mundo ha decidido abrir una delegación permanente en la capital almeriense para poner en marcha sus programas de ayuda humanitaria en toda la provincia, inicialmente el Poniente y Levante.

El primer proyecto está destinado al colectivo de prostitutas. La organización acaba de firmar un convenio con Cajamar para la financiación de una unidad móvil que recorrerá en una primera etapa la comarca del Poniente, proporcionando a las mujeres que ejercen esta actividad soporte sanitario básico.

Posteriormente extenderán su ayuda a otros colectivos desfavorecidos, como inmigrantes, drogadictos, enfermos de SIDA, etc., siguiendo la tónica tradicional de Médicos del Mundo de ayuda al marginado y lucha contra las injusticias sociales.

Por este motivo los responsables del proyecto, con Carlos Artundo, presidente de MdM Andalucía a la cabeza, han visitado la provincia a la búsqueda de un local donde poder abrir la sede y de personas para trabajar en sus proyectos, reuniéndose con los socios y colaboradores almerienses en la delegación provincial de Salud. Concretamente necesitan personas procedentes de los países del Este o de África que hayan realizado cursos de mediación intercultural, para formarles como trabajadores de sus proyectos.

El acuerdo con Cajamar asciende a unos 32.000 euros, siendo voluntad de ambas partes seguir estrechando sus lazos de colaboración. La Unidad Móvil, que permite realizar atenciones básicas de salud e higiene a estas mujeres, se desplazará directamente a los clubes donde se ejerce la prostitución, así como a los cortijos y diseminados entre invernaderos del Poniente.

Con esta campaña se conseguirá reducir el riesgo de infecciones y mejorar la salud de este colectivo desfavorecido, logrando prevención y salud para la sociedad en general. En septiembre se espera que se pueda comenzar a realizar el proyecto de campo en Almería, para lo que se pondrán en contacto con ayuntamientos como el de la capital, así como del Levante y del Poniente .

La Junta y la Diputación se han implicado también con "el objetivo fundamental de mejorar la situación de salud de las personas que ejercen la prostitución y facilitar el acceso a los servicios sanitarios públicos, haciendo de eslabón a donde no pueden llegar estos servicios. Estamos hablando de mujeres pobres, inmigrantes, irregulares en la mayoría de los casos, con lo que no tienen derechos ni voz y son presa fácil para las mafias, que se ven obligadas a ser prostitutas, por lo que se juntan todas las vulnerabilidades del mundo en personas con una exclusión social especial", según afirma Carlos Artundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios