Tres meses de prisión por no ir de maniobras por problemas familiares

  • El cabo de la Legión se incorporó una semana más tarde del permiso que tenía concedido

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la pena de tres meses y un día de prisión para un cabo legionario destinado en la base militar Álvarez de Sotomayor en Viator, que se incorporó a su puesto una semana mas tarde del permiso que tenía concedido a causa, según alegó, de un problema familiar de "índole económica" que debía resolver en otra provincia.

El Alto Tribunal rechaza el recurso de casación interpuesto por el acusado al considerar en su sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, que estaba advertido por su oficial superior de que su decisión podía constituir un delito de abandono de destino durante una conversación teléfonica en la que avisaba de que retrasaba su vuelta al acuartelamiento de la Brigada de la Legión (Brileg) Rey Alfonso XIII.

El acusado, perteneciente a la octava compañía de la VIII Bandera del Tercio Don Juan de Austria, tenía un permiso extraordinario concedido por problemas familiares desde el día 25 de abril al 1 de mayo de 2007, fecha en la que su unidad participaba en un ejercicio táctico denominado Baluarte en el que tenía que estar presente como jefe de escuadra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios