Los ayuntamientos reclaman más flexibilidad en los créditos para VPO

  • El presidente de la FAMP pide la eliminación de la exigencia de tres años de contrato al adjudicatario

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Francisco Toscano, lamentó ayer que los criterios establecidos en el acuerdo de financiación del Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012 porque "se alejan de la realidad". El presidente de la FAMP pidió más flexibilidad a la hora de aplicarlos para que "se confíe más en la garantía hipotecaria que en garantías personales". Toscano consideró "magnífico" que la semana pasada las entidades financieras se comprometieran ante este problema y consideró adecuada las cuantías establecidas. Sin embargo, mostró su preocupación por los requisitos exigidos para ser adjudicatario de una VPO.

"En una economía como la actual, en la que el empleo estable no es tan fácil, no tiene sentido que los bancos y cajas vayan a exigir tres años de contrato a los adjudicatarios de vivienda protegida, en gran parte jóvenes, eso es alejarse de la realidad", explicó.

Tras asegurar que los impagos "son prácticamente nulos en vivienda protegida, sobre todo en régimen especial", Toscano insistió en que la Junta y las entidades financieras "deberán seguir trabajando y buscar fórmulas alternativas donde lo primordial sea la garantía hipotecaria y la garantía personal se complemente con los avales que pueden ofrecer los familiares del comprador".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios