Andalucía

IU rechaza el Plan de Vivienda porque sus requisitos "limitan el acceso a una VPO"

  • Diego Valderas dice que los resquisitos del plan "no van a beneficiar ni a facilitar un crédito hipotecario para adquirir una vivienda"

Comentarios 3

El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, calificó hoy de "papel mojado" el acuerdo de financiación del Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012, ya que significa un "escenario muy limitado" que hace "imposible que los jóvenes y los más necesitados accedan a una vivienda".

Valderas lamentó que las entidades financieras y el presidente de la Junta, Manuel Chaves, se mantengan "alejados" de la realidad de los ciudadanos, a los que "desde luego, no van a beneficiar ni a facilitar un crédito hipotecario para adquirir una vivienda".

"El objetivo debe ser ampliar las posibilidades de los ciudadanos a adquirir una vivienda, algo que no permiten estos requisitos, que en vez de flexibilizar las posibilidades de los ciudadanos, lo que hace es alejar una VPO", apuntó el coordinador general de IULV-CA, que lamentó que "se sigan poniendo tantas trabas para conceder una hipoteca".

Asimismo, el líder de la federación andaluza de izquierdas explicó que a todos estos problemas hay que sumar que existen más de 90.000 viviendas vacías y que se van a construir en los próximos años 132.000 VPO, por lo que "la solución y el camino más correcto es el de proceder a la bajada de precios".

"Hay que impulsar ayudas más eficaces y que flexibilicen las condiciones para adquirir la financiación para comprar una vivienda", subrayó Valderas, que dejó claro que además de esta "flexibilización" de las condiciones exigidas por las entidades financieras para conceder un crédito hipotecario, hay que "asumir, que el precio de la vivienda debe bajar".

De esta forma reaccionó el coordinador general de IULV-CA después de que el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Francisco Toscano, lamentó que los firmantes del acuerdo de financiación del Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012 "se alejan de la realidad" con los requisitos que han incluido en dicho acuerdo, suscrito la semana pasada, por lo que pidió "más flexibilidad" a la hora de aplicar los criterios, de manera que "se confíe más en la garantía hipotecaria que en garantías personales".

El acuerdo de financiación del Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012, suscrito la semana pasada entre la Junta de Andalucía y 33 entidades financieras, contempla el compromiso de cajas y bancos para financiar con hasta 9.550 millones de euros actuaciones de VPO, rehabilitación y suelo --en concreto el 93 por ciento actuaciones de vivienda protegida y el resto se reparte entre rehabilitación y actuaciones de suelo-- , supone ratificar los compromisos de financiación que adquirieron las cajas y bancos en la firma del Pacto por la Vivienda el pasado mes de diciembre de 2007.

La principal novedad que recoge el acuerdo firmado es el establecimiento de las condiciones y criterios "objetivos" que se exigirán a los adquirentes de una VPO para obtener un crédito hipotecario, de forma que bancos y cajas establecerán como criterios esenciales para otorgar los préstamos la ausencia de informes negativos relativos a la existencia de impagos anteriores; la acreditación de la permanencia de la renta declarada de hasta tres años; una relación entre los ingresos declarados y las cuotas de todas las deudas financieras que no supere el 40 por ciento; y un importe líquido de los ingresos que, tras el pago de la cuota mensual, no quede por debajo del Salario Mínimo Profesional. No obstante, estas condiciones podrán ser sustituidas por la presentación de avales u otras garantías financieras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios