Ocho estampas sureñas y un hombre menguante

Acabo de llegar a Sevilla y camino por las calles intentando captar todo lo que me rodea. Los cirios y los tambores de las procesiones de Semana Santa me hipnotizan pese a los esfuerzos de la lluvia por aguar la fiesta. A mi alrededor huele a azahar, a incienso y a pescado frito. Un músico toca frente a la catedral y sufre el desprecio de los paseantes como en la canción de Sr. Chinarro. Después llega una noche surrealista que se multiplica y crece a medida que pasan las horas mientras nosotros damos vueltas como polillas entre sillones rojos, risas y lúpulo.

Ocho estampas sureñas y un hombre menguante

Mireya Hernández es escritora y periodista. Estudió Filología Inglesa e hizo los cursos de doctorado y el DEA en Ciencias de la Información. Ha colaborado en la 'Revista Leer', 'El Cultural', 'Jot Down', 'Ajoblanco' y 'El Salto' y ha trabajado muchos años como traductora, lectora editorial, gestora cultural y profesora de español e inglés, tanto en España como en el extranjero. En 2015 publicó 'Meteoro' en Caballo de Troya (Penguin Random House). Actualmente trabaja en una agencia de comunicación de Sevilla, escribe cosas y pincha música bajo el nombre de Juana de Arco.