Desalojo de la Corrala Utopía

Otras corralas quieren piso

  • Cuatro familias que ocuparon Nuevo Amate se quejan de la lentitud del Ayuntamiento en adjudicar pisos sociales.

Comentarios 7

La entrega de viviendas a las 22 familias de la Corrala Utopía ha provocado un efecto llamada en otras corralas de la ciudad donde también viven menores. Quieren también una casa digna para salir de los edificios que ocupan sin luz y sin agua.

Cuatro de las familias desempleadas, que ocuparon los pisos municipales de Nuevo Amate hasta su desalojo en febrero y ahora se alojan en Nervión en la llamada Corrala Esperanza, se presentaron este jueves en la Plaza Nueva para gritar al alcalde Juan Ignacio Zoido que acelere la adjudicación de viviendas sociales en la ciudad.

"¿Cuándo va a empezar a correr la lista de las viviendas sociales con el número 1? Llevo cuatro años esperando y esto va muy lento. Estoy comprobando que los papeles no sirven para nada", se lamentaba Mary, de 27 años y tres hijos, que lleva en la calle desde que hace cuatro años le quitaron la casa que había comprado. Traía el documento donde aparece en el puesto 55 de la lista de ese baremo, pero cada vez que llama al Ayuntamiento le dicen que no hay pisos. También está en el registro de demandantes.

Teresa de 38 años, sola con tres hijos y embarazada de dos meses, también está registrada en el baremo social del Ayuntamiento con el puesto 76 de la lista. "¿Quién inventó esta lista? ¿De dónde sale y cuándo me toca a mí?", se quejaba a la prensa mostrando el documento oficial. Asegura que lleva desde 2010 inscrita en los registros de vivienda y nadie la ha llamado desde el Consistorio. "Los papeles que tenemos son una ficción y sólo valen para que ellos digan que están haciendo algo,pero no hacen nada. Esto es un invento de ellos", denunció.

Rocío de 24 años e Irene de 20 años, cada una con un hijo son las otras dos madres de familia que viven en la Corrala Esperanza, en la calle Mariano Benlliure, y acudieron a la protesta en la Plaza Nueva. Irene es la única que está cobrando 300 euros de paro hasta el mes que viene porque pudo trabajar en algo. Rocío, con formación prelaboral en peluquería, también está desempleada. Ambas no traían los papeles que acrediten el puesto que supuestamente ocupan en la lista del baremo social y de demandantes de vivienda.

Según los datos del PSOE, hay 800 personas más en la ciudad en situación de emergencia social que necesitan una vivienda y lamentó que el alcalde no actúe con urgencia adjudicando pisos de alquiler. "Nos demandan soluciones urgentes mientras Zoido sigue empeñado en querer vender viviendas del parque público. No hay que venderlas sino alquilarlas en régimen social para quien no tiene recursos. ¿Es tan difícil entender eso?", insistió ayer el portavoz Juan Espadas. "Se necesitan viviendas que se adjudiquen como viviendas sociales y las hay", dijo. El socialista recalcó que Zoido debe poner las viviendas vacías que hay ahora de Emvisesa "a disposición de quien tiene una emergencia social, aunque sea de forma temporal hasta que resuelvan su situación".

Y sostuvo que es "rigurosamente falso" que el Ayuntamiento esté adjudicando las viviendas sociales. "Se lleva diciendo mes tras mes que hay un proceso de adjudicación. No se venden y se tienen que alquilar y el proceso de adjudicación tiene que ser urgente porque siguen existiendo las mismas bolsas de viviendas vacías en los mismos sitios", dijo.

En relación a las 22 familias de la Corrala Utopía que recibieron el miércoles por la tarde las llaves de los pisos donde vivirán provisionalmente hasta octubre, la consejería de Fomento y Vivienda de la Junta mantuvo ayer el mismo silencio que el día anterior sobre si todas las familias estaban ya viviendo en los pisos y en qué zonas de la ciudad se encuentran las viviendas. En octubre estas 22 familias de la Corrala recibirán pisos definitivos de la Junta en San Bernardo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios