El cortejo presupuestario

  • El PSOE emplaza al PP a hacer sus aportaciones a las cuentas en la Cámara y los populares aspiran a adelantar la negociación y hablar entre hoy y mañana

Juanma Moreno y Susana Díaz se despiden tras una conversación durante un Pleno en el Parlamento. Juanma Moreno y Susana Díaz se despiden tras una conversación durante un Pleno en el Parlamento.

Juanma Moreno y Susana Díaz se despiden tras una conversación durante un Pleno en el Parlamento. / Julio Muñoz / efe

El anteproyecto de ley de Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2018 cumplió ayer quince días desde su aprobación por parte del Consejo de Gobierno. Susana Díaz quería lucir el estandarte de la estabilidad en medio del caos catalán y sus cuentas serán las más tempraneras de España gracias al acuerdo con Ciudadanos y la rebaja del Impuesto de Sucesiones. El PP, como es habitual, no tardó ni 24 horas en anunciar su enmienda a la totalidad a unas cuentas que, por tercer año consecutivo, vienen con sello naranja.

Carmen Crespo, portavoz parlamentaria popular, fue la encargada de argumentar su rechazo al presupuesto. Fue el poli malo. El bueno es Juanma Moreno, presidente del PP andaluz, que lleva semanas enarbolando la bandera del diálogo. El dirigente popular comenzó su ofensiva antes de conocerse el proyecto de cuentas. Y el mismo día de su aprobación su número dos, Dolores López, llamó al vicepresidente de la Junta para sentarse a negociar.

Con las cuentas firmadas por Díaz, los socialistas tienen claro cómo puede el PP influir en los Presupuestos. Juan Cornejo, Mario Jiménez y Manuel Jiménez Barrios han recogido el guante popular, pero a su manera. La consigna es clara. El PSOE está dispuesto hablar, pero en el trámite parlamentario", explicaron ayer fuentes socialistas a Europa Press. "Si se presenta la enmienda a la totalidad, no hay lugar a diálogo" abundaron desde San Vicente. Los socialistas dudan de las ofertas de Moreno y las llamadas de López, porque hasta ayer, la enmienda parecía inamovible.

Aquí viene el conflicto. El PSOE dice estar dispuesto a atender las propuestas del PP, pero dentro de la Comisión de Hacienda y Administración Pública y si no hay enmienda. Los populares, por su parte, aspiran a negociar entre hoy y mañana una serie de medidas "para mejorar la vida de los andaluces" entre las que incluyen una reforma fiscal y cambios en las partidas de empleo. Sólo entonces levantarían la enmienda a la totalidad contra las cuentas.

En medio de esta relación epistolar a base de ruedas de prensa, López reveló ayer que, pese a los reproches, la reunión tantas veces solicitada por su jefe de filas ya se ha producido. Fue el lunes y además de la secretaria general del PP andaluz, contó con la presencia de Carmen Crespo, Mario Jiménez y Manuel Jiménez Barrios. La propia López aseguró que la sociedad pide "un acercamiento" entre los dos grandes partidos como el que se llevó a cabo el lunes. Su lectura, sin embargo, es llamativa. "El PSOE se ha dado cuenta de que Juanma Moreno tenía razón", añadió la dirigente popular. "Pero si todo sigue igual", el PP presentará la enmienda que debe debatirse la semana próxima. "¿En qué quedamos?", respondió el PSOE por boca de Verónica Pérez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios