Un juez investiga una trama en hospitales públicos para favorecer a una ortopedia

  • El propietario del establecimiento, en Huelva, actuaba en connivencia con personal sanitario

Comentarios 4

El Juzgado de Instrucción 2 de Huelva ha admitido a trámite la querella presentada por los dueños de dos ortopedias de la provincia y ha imputado al propietario de Ortopedia Gordillo, F.G.C., y a dos de sus comerciales, M.J.G.M. y M.M.G., por poner supuestamente en marcha una trama sanitaria para monopolizar el sector en los centros hospitalarios.

En un auto de febrero de 2014 el titular del Instrucción 2 considera que en la actuación de los demandados puede haber indicios de la comisión de hasta cuatro delitos: estafa, falsedad en documento público (manipulación de recetas), infidelidad en la custodia y violación de secretos e intrusismo profesional.

En la querella, los dos empresarios demandantes hacen constar sus sospechas de que la mercantil Ortopedia Gordillo, "en connivencia con personal sanitario de los hospitales Infanta Elena y Juan Ramón Jiménez, pudieren estar realizando conductas de fraude, tráfico de influencias y falsificación de documentos públicos". La dinámica sería la siguiente: "El personal sanitario de las plantas de Traumatología de ambos hospitales permiten, de forma administrativamente irregular y profesionalmente inaceptable, la entrada fuera de sus propios turnos de guardia a personal de la Ortopedia Gordillo al objeto de comercializar sus productos en un lugar público y, por tanto, indebido, engañando a los pacientes, quienes se ven compelidos y limitados a comprar los dispositivos ortopédicos siempre en el establecimiento querellado".

Uno de los empresarios demandantes indicó que la situación "la venimos denunciando desde hace 20 años, cuando abrió el Juan Ramón". En todo este tiempo ha sentido "indefensión" ante la postura de la administración, que se ha quedado de "brazos cruzados". Asegura que ha acudido la Junta y a la Inspección del SAS.

Además de perder cuota de negocio, "hemos tenido que aguantar que nos dijeran que tenemos intereses ocultos y nos pedían pruebas". El pasado año, varios empresarios se unieron y contrataron a una agencia de detectives. Luego pusieron el resultado de la investigación en manos de los tribunales. La demanda se centra en Ortopedia Gordillo y los tres imputados, nunca en los hospitales.

La acusación ha constatado, a partir de las manifestaciones de un trabajador de administración de la propia Gordillo al que también investigaron los detectives, que la empresa "factura más del 90% de la facturación total del complejo hospitalario de Huelva", algo que, subraya, es "matemática y estadísticamente imposible, salvo que existan arraigadas prácticas abusivas y delictivas".

El propio demandante remarca que "desde la áreas de Rehabilitación y Traumatología le dicen a la gente que allí no tienen que pagar o que éste u otro producto sólo lo tiene F.G.C. en sus tiendas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios