El Gobierno avala que CVC controle Deoleo y Dcoop se inclina por marcharse

  • Arias Cañete garantiza que la SEPI estará en el capital Pide a la antigua Hojiblanca, muy enfadada con la venta al fondo británico, que se quede

El culebrón de Deoleo, la primera aceitera española, está lejos de terminar, tras anunciarse el jueves que el fondo británico CVC Capital Partners se hará con el 30% del capital (tras vender su parte Bankia y BMN) y lanzará posteriormente una opa sobre el resto. Aunque Kutxabank, Caixabank y Unicaja decidieron quedarse en el accionariado -como quería el Gobierno-, la operación fue durísimamente criticada por la cooperativa andaluza Dcoop (antigua Hojiblanca). Dijo sentirse "engañada" porque Bankia había dicho sí a última hora a una oferta igual que la de CVC (0,38 euros por acción) y finalmente el consejo aceptó la del fondo británico. Dcoop amenazó, incluso, con desprenderse del 9,6% que ahora posee, algo que dio por hecho ayer su director general, Antonio Luque: "Hoy por hoy mi opinión es irnos y reclamar lo que haya que reclamar", afirmó, en referencia a los 55 millones de euros en los que se valoraron los activos de la planta donde se fabrica la marca Hojiblanca, ahora propiedad de Deoleo, en Antequera.

A su juicio, la entrada en Deoleo del fondo CVC es una operación que "perjudica tremendamente" el sector del aceite de oliva español, al que Deoleo compraría menos o más barato atendiendo a criterios financieros. Puso como ejemplo el caso de Puleva, empresa láctea que fue adquirido hace unos años por Lactalis. "¿Cuántos ganaderos quedan de Granada y cuántos había?", se preguntó.

La visión de Dcoop no la comparte el Gobierno. Para el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, CVC es un "fondo potente" que, con su inyección de capital en Deoleo permitirá reducir deuda y mejorar las capacidades exportadoras del aceite.

El ministro recordó que, pese a la llegada de CVC, habrá un núcleo español en el accionariado de Deoleo gracias al compromiso de permanencia que han asumido Unicaja, La Caixa y Kutxabank. Además, el Gobierno, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) también "estará presente" en Deoleo. "Confiamos en que Dcoop se quede al final en el capital y podamos tener una presencia española en esta compañía, y beneficiarnos de la inyección de capital que supone un fondo potente, que puede permitir reducir deuda y mejorar capacidades exportadoras", subrayó el ministro.

Arias Cañete reiteró que la posición del Gobierno es que "Deoleo no se desmiembre, que mantenga sus activos y unas marcas italianas fantásticas que tiene para exportar al mercado norteamericano, que es donde hay valor añadido".

Por otro lado, y respecto a la oferta de última hora de Dcoop por Deoleo, varios accionistas consultados por Efe afirmaron que "no garantizaba su futuro". Todas las cajas (incluidas Unicaja, Caixabank y Kutxabank) llegaron a la conclusión que la oferta de CVC era "claramente mejor" porque el fondo tomaba el control de la compañía y además le inyectará fondos, imprescindibles para su continuidad. Una opción que, según ellos, no barajaba la antigua Hojiblanca, que tampoco iba a lanzar una opa sobre el 100% de la compañía, ya que, según las fuentes consultadas, la cooperativa andaluza "no tiene músculo financiero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios